Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El arreglo del colegio Jovellanos, en el aire: ni Educación ni Vegadeo asumen las reparaciones

Ayuntamiento y Consejería elaborarán informes sobre el centro, que presenta goteras, humedades y problemas de funcionamiento en la calefacción

Fachada principal del colegio Jovellanos de Vegadeo. | T. Cascudo

Fachada principal del colegio Jovellanos de Vegadeo. | T. Cascudo

Dice el refrán “Unos por otros, la casa sin barrer”. Pues algo así está pasando en el colegio Jovellanos, de Vegadeo, que sufre infinidad de desperfectos, que van desde goteras y humedades, a un deficiente funcionamiento de la calefacción. La comunidad educativa, harta de pedir soluciones, ha lanzado un grito

El centro, que atiende a 238 estudiantes, celebró anteayer un consejo escolar extraordinario para analizar la situación, que se cerró con pocas concreciones más allá, del compromiso del alcalde de Vegadeo, César Álvarez, de enviar un equipo técnico municipal al centro para evaluar las necesidades. El regidor, que es el representante del Consistorio en el consejo, pidió a los presentes unidad, con la idea de lograr una reforma integral.

Álvarez es consciente de que el mantenimiento es competencia municipal, pero dice que el problema del Jovellanos es que presenta “un deterioro en todo el edificio y necesita una obra integral que debe asumir Educación”. Además, señaló que lleva años pidiendo al Principado un proyecto que dé solución a las necesidades del centro. Con todo, ayer, tras la visita de sus técnicos (acudieron el encargado de Obras, la aparejadora y la arquitecta municipal en compañía del bedel) señaló que el Consistorio asumirá algunas pequeñas obras que pueden evitar más problemas. Sin embargo, evitó concretarlas hasta ver los informes finales.

Por su parte, Educación envió a dos técnicos el viernes tras recibir la llamada de la directora, disgustada con la situación que sufren alumnos y docentes. Fuentes de la Consejería indican que ahora están elaborando el citado informe, no obstante, recuerdan que las competencias de mantenimiento del edificio son del Ayuntamiento.

Un operario revisa uno de los plafones del comedor por los que se filtra agua. | Rep. de T. C.

Estado de una de las puertas, totalmente dañada por el agua, que se recoge en el cubo. | Rep. de T. C.

El verdín en algunas de las paredes debido a la humedad que aflora. | Rep. de T. C.

Vista de uno de los ventanales en la que se aprecian las humedades de las paredes. | Rep. de T. C.

Deficiencias en San Tirso

Una situación similar ocurre en la escuela de San Tirso de Abres (que forma junto al de Taramundi el colegio rural agrupado Occidente). El alcalde, Clemente Martínez, se reunió ayer de manera telemática con la consejera de Educación, Carmen Suárez, para buscar una solución a las humedades, goteras y mala accesibilidad del centro. Educación revisará un informe ya realizado para ver cómo afrontar la situación y San Tirso encargará un estudio sobre el estado de la calefacción.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats