Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Sespa incorpora a 18 médicos a Jarrio y promete un plan de actuaciones a tres años

Concepción Saavedra anuncia incentivos para los profesionales del hospital de Coaña, como contratos por tres años y flexibilidad horaria

Usuarios en la puerta principal del Hospital de Jarrio. | T. Cascudo

Usuarios en la puerta principal del Hospital de Jarrio. | T. Cascudo

El Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) anunció ayer la incorporación de 18 nuevos profesionales al hospital de Jarrio y también la intención de incentivar la permanencia de los médicos ofertando contratos a tres años. La gerente del Sespa, Concepción Saavedra, hizo públicas estas contrataciones y también un plan integral de actuaciones a tres años que se presentará a finales de mes y que busca acabar con los problemas del centro sanitario de referencia para el Noroccidente.

Saavedra, que quiere poner fin al déficit de profesionales de Jarrio, ha explicado que, desde principios de año, Salud ha contratado a dieciséis personas para el centro. Los servicios de Cirugía, Farmacia, Ginecología, Neumonía, Neurología, Pediatría, Psicología y Psiquiatría han incorporado un nuevo profesional cada uno, en Microbiología se dispone de dos más, habrá cuatro nuevos para Urgencias y otros dos para Medicina Interna.

A juicio de Saavedra, estas dos últimas incorporaciones podrían resolver la precaria situación del servicio de Medicina Interna, donde los profesionales llegaron a declararse “diezmados y exhaustos” . Incluso, amenazaron con marcharse si no se cubrían de inmediato las vacantes (estaban activos solo cinco de los nueve internistas del servicio). La gerente del Sespa reveló que está en conversaciones con más profesionales para “incorporar un número mayor” y se refirió a la línea de colaboración abierta con otros centros hospitalarios: “Estamos trabajando con una movilidad en red de todos los servicios de Medicina Interna para cubrir esa atención y que sigamos dando el mismo servicio de calidad”. A los dieciséis contratos ya firmados hay que añadir otros dos que se firmarán próximamente tras la resolución de las ofertas públicas de empleo en las áreas de Oftalmología y Anestesia. A todos ellos, señaló Saavedra, se les ofertarán incentivos como es el caso de contratos con una vigencia de tres años. Otra de las ideas sobre la mesa es crear en el Área Sanitaria I una zona de las denominadas de “difícil cobertura”, lo que les permitiría ofertar a los profesionales “una cierta flexibilidad horaria”.

Todos estos asuntos fueron abordados ayer en una reunión telemática entre los responsables del Sespa y el equipo directivo de Jarrio, en la que participaron también técnicos de la Consejería de Salud. En el encuentro se abordó la redacción de un documento marco integral que atienda todas las necesidades del centro para el periodo 2021-2023. Este plan podría estar listo a finales de mes y se presentará a los responsables de los diecisiete municipios que integran el Área Sanitaria I. Saavedra precisó que este plan dejará claro el compromiso de Salud con el Noroccidente.

Movilización ciudadana

En otro orden de cosas, la gerente de Jarrio, Bárbara González de Cangas, recibió ayer a Mar Villanueva, la valdesana que lidera el movimiento vecinal “Todos somos Jarrio” y que está organizando una gran movilización en defensa del hospital. Ésta se mostró satisfecha tras el encuentro, pues ambas compartieron la necesidad de que Jarrio se quede al margen de la batalla política. “Me dio las gracias por lo que estoy haciendo sin intereses políticos y me contó lo que está haciendo para resolver los problemas del hospital”, precisó Mar Villanueva. Pese a los anuncios para mejorar los recursos de Jarrio, Villanueva se mostró dispuesta a seguir adelante con su movilización: “Quiero que vean la fuerza de la gente, que estamos con Jarrio”.

Compartir el artículo

stats