Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una mayoría social apoya la oficialidad de la fala, según un estudio de la Academia de la Llingua

Tres de cada cuatro vecinos de la comarca del Eo-Navia usan su lengua vernácula y reivindican el mismo trato que reciben el catalán o el gallego

González Riaño, izquierda, y Llera Ramo.

González Riaño, izquierda, y Llera Ramo.

Los asturianos de la comarca del Navia-Eo se sienten mayoritariamente (el 75%) “asturianos hasta la médula”, según la III encuesta sociolingüística en la comarca elaborada por la Academia de la Llingua Asturiana (ALLA), que ayer presentaron el presidente de esta institución, el profesor Xosé Antón González Riaño, y el politólogo y profesor emérito de la Universidad del País Vasco Francisco J. Llera Ramo, responsable técnico del estudio hecho sobre 400 entrevistas telefónicas por las limitaciones de la pandemia. En esta encuesta se revela también que el 70,3% de los vecinos de esta comarca creen que la sociedad y las instituciones “deberían implicarse activamente” en la protección de la falla eonaviega “con todos los medios a su alcance”. Del mismo modo, un porcentaje aún mayor (86,3%) opina que la fala tiene que estar presente en la escuelas, aunque un 65% apuesta por que sea una asignatura optativa.

En la comarca del Navia-Eo existe un “consenso general” sobre la “asturianidad” de la fala comarcar y su diferenciación con el gallego, según los autores del estudio. Así lo considera el 64% de los vecinos de esta comarca noroccidental de Asturias. Además, un porcentaje similar, el 62,8%, afirma que “su habla vernácula es una lengua como las demás lenguas regionales reconocidas en España”, como el catalán, el euskera o el gallego. Un 75% piensa que la fala se merece “como mínimo, igual trato que el dispensado por las instituciones respectivas” a sus lenguas oficiales. “Y esta posición coincide con la mantenida por el conjunto de Asturias en relación” al asturiano, añaden los autores del trabajo.

En este sentido, Llera Ramo incide en la tónica general registrada en anteriores encuestas realizadas por la ALLA en el ámbito regional: “No hay ningún segmento ni sociodemográfico ni ideológico en la sociedad asturiana donde no sea mayoritario el pensamiento de que el asturiano o la lengua vernácula tenga igual estatus que las lenguas oficiales. No hay duda de que existe un consenso social muy potente en ese sentido”, apunta este profesor emérito de la Universidad del País Vasco, originario de Caravia.

La encuesta atestigua también que se ha producido “un retroceso generacional contenido” en el uso de la fala, pese a que “el eonaviego continúa siendo la lengua materna mayoritaria en la zona y que los habitantes confían en su futuro”. En la actualidad, un 63,1% de los eonaviegos mayores de 16 años tiene la fala como su primera lengua de infancia, en solitario (46,3%) o con el castellano (16,8%). Hace tres décadas, el 75% de los hablantes tenían en exclusiva la fala como primera lengua.

El estudio de Llera Ramo revela también que ya no sigue existiendo un “estigma lingüístico” por hablar en la fala eonaviega. Es decir, que una mayoría (87,5%) rechaza la idea de que expresarse así sea “hablar mal”, mientras que hablar en castellano sea “hablar bien”.

Nivel alto

El nivel de conocimiento de la fala, a tenor de la encuesta, es “muy alto”. “Casi la mitad de los hablantes están alfabetizados (en fala) lo que muestra, claramente, el avance del proceso de normalización”, detalla el estudio. Tres de cada cuatro habitantes de esta comarca (el 75,6%) son hablantes de la llingua eonaviega. El 25% de ellos la leen y la escriben, el 23,5% sólo la leen. Llera Ramo subraya que, con respecto a estudios anteriores, se ha incrementado en casi diez puntos el porcentaje de los que hablan y leen en fala.

El nivel de “comprensión pasiva” es del 19,8 %, “por lo que los hablantes potenciales se elevan a un 95%” de la población”, indican los autores de la encuesta. Además hacen un apunte interesante: “La destreza lingüística de los habitantes del Navia-Eo en su lengua vernácula, por tanto, es superior a la del resto de los asturianos con la suya”. Y añaden: “En ambos casos los niveles de conocimiento ofrecen una base sólida para la normalización lingüística, en el caso de que se combinen con una políticas lingüísticas adecuadas”.

La encuesta dirigida por Llera Ramo constata también un elevado nivel de uso de la fala eonaviega “pese a la diferenciación de espacios por su falta de normalización”. Es decir, tres cuartas partes de los entrevistados dicen hablar en fala eonaviega y, de ellos, un 37,4% asegura que se siente más cómodo expresándose así y un 37,7% hablando fala indistintamente con el castellano en las relaciones familiares o de amistad, cuando hay reciprocidad, de confianza y de cercanía personas. Un 24,8 por ciento asegura, en cambio, que se expresa mejor en castellano. La encuesta corrobora que la fala “es preferida para las situaciones más informales, mientras que el castellano lo es para las situaciones más formales o en las que el hablante depende del interlocutor”, como el caso del trabajo, de los estudios, en el banco o en las oficinas municipales. “Esta situación muestra los efectos de la falta de normalización social de la lengua vernácula en el Navia-Eo, de igual manera que sucede en el resto de Asturias”, añaden los autores del trabajo.

Compartir el artículo

stats