Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Luarca tendrá zonas naranjas y verdes de estacionamiento para evitar los “coches lapa”

“Es un sistema moderno y original para la villa que permitirá que haya plazas para vecinos y trabajadores”, dice el alcalde, Óscar Pérez

Calle El Pilarín de Luarca, que pasará a regularse con zona verde para aparcar. | A. M. Serrano

Luarca estrenará en las próximas semanas un nuevo sistema para aparcar en la zona céntrica de la villa similar al de grandes ciudades, donde existen, al menos, zonas azules, verdes y naranjas que favorecen el movimiento de vehículos para evitar los conocidos como “coches lapa”, esto es, aquellos que permanecen largos periodos de tiempo estacionados en el mismo punto.

El sistema que se va a aplicar en Luarca consistirá en la señalización de plazas por zonas. Las naranjas serán gratuitas y para residentes y estarán disponibles en los barrios de Las Arroxinas y de Cambaral. La zona verde solo se habilitará en la calle El Pilarín y tendrá un horario limitado de ocho horas, entre las ocho de la mañana y las ocho de la tarde. Los precios para este caso se regularán “de forma lineal” teniendo en cuenta los actuales, a saber, 0,20 euros por 24 minutos, 0,50 euros por una hora y un euro por dos horas. El coste definitivo será, en todo caso, publicitado en los parquímetros donde se expedirán los resguardos.

En cuanto a la zona azul, seguirá disponible en la plaza de la Feria, calle García Prieto y Paseo de Gómez. Sí habrá cambios en el tiempo máximo de estacionamiento. Si ahora son dos horas como máximo, se ampliará en una, siendo posible dejar el vehículo hasta tres horas en el mismo lugar sin necesidad de que vuelva a ser necesario sacar otro ticket.

“Se trata de un sistema moderno y original para Luarca, una villa que nunca tuvo esta regulación y que en este campo se asemeja ahora a las grandes ciudades”, señala el alcalde, el socialista Óscar Pérez.

La meta es ganar plazas disponibles y favorecer la movilidad de los turismos para que los vecinos, turistas o potenciales compradores del comercio local, logren una plaza de aparcamiento céntrica en un tiempo razonable.

En cuanto al paso de las plazas hasta ahora gratuitas de El Pilarín a un sistema regulado sujeto a un precio público, el regidor entiende que son precios “asumibles”.

La Policía local, encargada de la vigilancia, constató este verano que algunos turismos no se mueven de una misma plaza en tres meses. “Esto no puede suceder en una villa como Luarca”, indica Pérez, quien asegura que con esta fórmula se aliviarán los colapsos de cada verano.

Nuevos aparcamientos

El gobierno está “satisfecho” con lo hecho este mandato en materia de aparcamiento. El pasado verano se habilitaron dos nuevas áreas de aparcamiento libre. Una, en la antigua estación de Feve, a las afueras del capital, donde se puede aparcar todo el año. La otra, en los alrededores del Instituto de Enseñanza Secundaria “Carmen y Severo Ochoa”, de Villar de Luarca, zona que pasa a ser aparcamiento público en los meses de verano y periodos no lectivos.

Además, Pérez recuerda que hay 74 plazas de aparcamiento libres y gratuitas en La Llera (cerca del paseo del Muelle), 223 en la playas urbanas y 250 en el parking en altura de La Curtidora. A ellos habría que sumar las disponibles en las afueras del polideportivo “Pedro Llera Losada”, en la salida de Luarca hacia Navelgas.

El gobierno local negocia ahora con la empresa propietaria de la estación de tren, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), otras parcelas para destinarlas a aparcamiento en el entorno de la parada y sigue en contacto con la Demarcación de Carreteras en Asturias para conocer la disponibilidad de alguna parcela de la salida de Luarca hacia Navia. Sin embargo, esta última posibilidad está de momento “sin madurar”, según el regidor. La zonas naranja y verde empezarán a funcionar una vez concluida la señalización vial. El gobierno gestiona ahora la instalación de los parquímetros, algo que se hará las próximas semanas. Si no fallan los plazos iniciales, se prevé que todo esté operativo a principios del próximo año.

“Estamos convencidos de que va a funcionar porque de esta forma se generan más posibilidades de aparcar en el centro”, destaca el regidor. “Se facilitará el estacionamiento a los vecinos y también a los trabajadores”, concluye. Es la primera villa del Occidente en la que se aplica esta regulación.

Compartir el artículo

stats