Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La crítica de Monegal | Tira más un programa de tele que un novio chulo

Eva Soriano plantó al novio en TVE-1.

Debuta con acierto y frescura Eva Soriano en el programa que dejó Dani Rovira (‘La noche D’, TVE-1). Eva es una actriz –de la cuerda humorística– que proviene de otras galaxias televisivas, como Movistar+. Ejecuta su trabajo con una heterodoxia muy atractiva. Le viene bien a TVE-1 un ingenio tan suelto como el suyo.

El ‘sketch’ del inicio del programa ha sido picante y divertido. Aparece Eva vestida de novia ante un altar que oficia Florentino Fernández en calidad de juez matrimonialista. Frente a ella un hermoso 'pollastre', el actor Yon González, espera ilusionado convertirse en su marido. Pero cuando ya están a punto de darse el 'sí', el juez Florentino avisa: "Eva ¿de verdad quieres casarte y echar a perder tu vida, convertida en un anodino día a día tedioso y aburrido? ¿O prefieres presentar un programa de tele en horario de máxima audiencia y con estrellas importantísimas?". Y Eva no se lo piensa dos veces: deja plantado al 'pollastre', echa a correr, y no para hasta llegar a su glorioso plató de TVE-1.

¡Ahh! Ya lo advirtió hace años Concha Velasco cuando decía: "Mamá, quiero ser artista". Ahondando en lo nupcial, entrevistaron al modisto Lorenzo Caprile, que ha confeccionado muchos trajes de novia, y de novio, a lo largo de su vida. Contó que de plantadas y fugas delante del altar ha vivido muchas. Tampoco es raro, decía, los casos de divorcio súbito, en pleno viaje de bodas. Pero el día en que quedó más sobrecogido fue cuando, en mitad de un enlace, llegó la Guardia Civil y se llevó al padre de la novia maniatado, provocando gran estropicio. ¡Ah! El debut de Eva Soriano al frente del programa nos ha hecho sonreír, que es lo que se pretendía. En un momento dado dieron entrada a Paz Padilla. Tuvo notable protagonismo. Quién sabe, quizá acabe fichando por TVE-1, dado que de su etapa en T-5 ya solo quedan cenizas.

Hablando de fichajes, TVE acaba de nombrar, con sordina, casi de tapadillo, dos cargos importantes para el funcionamiento de esta corporación televisiva: José Pablo López, jefe de ‘contenidos generales’, y Pep Vilar, jefe de ‘contenidos informativos’. Son puestos clave. A López no le conozco. A Vilar, sí. Es un periodista que conoce a fondo el mar televisivo, especialmente la turbulenta termodinámica interna que siempre agita a TVE. Les deseo a ambos una buena navegación y toda la suerte del mundo.

Compartir el artículo

stats