Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Esti güevu sal quier

Gates

La invasión d'insectos y la campaña rural del PP

Dos acontecimientos coincidieron na marina central asturiana esta selmana: d'una parte, una plaga de gates invadió praos y cases; de la otra, Mercedes Fernández visitó la parroquia xixonesa de Serín cola furgoneta del Partíu Popular. "Scooby Doo, where are you?". Fueron fechos ensin relación, qué pena, porque ún tenía la esperanza de que The Popular Mystery Machine esclariare'l casu de la proliferación de larves prietes que tien espantaos a los vecinos de Gozón, Carreño y el poniente xixonés. Nun pudo ser. Cherines nun tuvo a l'altura d'una Velma Dinkley astur nin Mariano Marín, qu'encabezaba con ella la escursión, a la de Shaggy. El premiu, la scooby-galleta, queda esperando. Mercedes Fernández tien claro cuál ye: l'alcaldía de la ciudá. Dixo ella que'l PP va ganar porque, cito literalmente, "lo que vemos enfrente ye pa llorar". Bueno: eso depende de los afectos. A mi, por exempu, que nun los tengo, paezme que ye too pa reír: lo que se ve enfrente y lo que ven enfrente los d'enfrente.

Pero atentos a la gramática cherinesiana: "Ye pa llorar", diz. La preposición "pa" podemos interpretala, ensin más, como un vulgarismu castellán, un descuidu disculpable, frutu desgraciáu de la tensión que la líder sufre pola inseguridá del futuru políticu personal, amenazáu pola sombra d'algún paracaídes empaquetáu en Madrid. Pero esi verbu "ye", últimamente cada vez más frecuente en boca de la presidenta provincial del partíu, preocupa más. Empieces con una mínima concesión al bablismu retrucón y acabes cortando'l pelu al hachu, modelu Anna Gabriel. Mientres les gates avancen de Puao a Montiana encoyéndose y espurriéndose, con calma serena, a la gueta d'un árbol o una cañería onde mutar en crisálida y, depués, en camperina, Cherines radicalízase, pasín a pasu, camín de la metamorfosis asturianista: Lepidóptera Glossata Yequeyeque.

Les gates y Cherines tuvieron qu'andar mui cerca unes de la otra: la parroquia de San Andrés, namás, mediaba ente la invasión invertebrada y la ppurgoneta. Yo nun escluyo un alcuentru que quedare ensin rexistrar polos medios de comunicación, otra pena, porque podía suponer, na dialéctica política asturiana, un momentu históricu.

De toles maneres, discrepo de los paisanos que salíen nos papeles, enfadaos, pidiendo soluciones a los representantes ciudadanos. ¡Igual queríen ver a Cherines, por referime a la que más cerca anduvo de los bichos, doblada con un sacu na mano y apañándolos ún a ún! Nomenón: dende los tiempos de Moisés hasta'l presente, les plagues mándales Dios. L'autoridá civil ye incompetente pa combatiles. En cambiu, tenemos, n'Asturies, un arzobispu "old style" que, igual que-y pide a la Santina por una princesa guapa y santa, bien puede acudir al cabu Peñes, en procesión solemne y baxo paliu, a implora-y al Altísimu que nos llibre de les gates invasores. Toi viéndolo: investíu de la nobleza escelsa qu'aporten la mitra y l'aniellu episcopal, seguíu d'un séquitu de presbíteros, diáconos, sacristanes, beates y molacinos, monseñor llevanta'l báculu pa escontra'l cielu cantábricu, ábrense les nubes y descuélgase un torrente anxélicu de gaviotes voraces que, de prau en prau, de camín en camín, de güertu en güertu, arramplen col últimu insectu invasor y llimpien la tierra del mal ensin güesu convocáu polos pecaos de los asturianos. Yo véolo y conviértome. En cambiu, al PP nun me diba convertir nin siquiera por ver a Cherines andando a gates.

miliorodriguezcueto.wordpress.com

Compartir el artículo

stats