Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mezclilla

Carmen Gómez Ojea

Bibliofilia

Reencuentro con libros que estaban en el olvido

Este confinamiento involuntario me ha permitido mirar en mi entorno conventual los cantos de los libros, reencontrando muchos perdidos ya en el olvido, y entre ellos dos de actualidad. El de mayor interés es el titulado "Libro de coniuros contra tempestades, contra oruga, y arañuela, contra duendes, y bruxas, contra peste, y males contagiosos, contra rabia, y contra endemoniados, contra las aves, gusanos, ratones, langostas, y contra todos qualesquiera animales corrosivos que dañan viñas, panes, y arboles de qualesquier semilla, ahora nuevamente añadidos. Sacados de Missales, Manuales, y Breviarios Romanos, y de la Sagrada Escritura", Compuesto, y ordenado por el P. Fr. Diego de Céspedes Monge Bernardo, Prior del Monasterio Real de N. Señora la Blanca de Marcilla, y Lector de Santa Theologia, editado en Pamplona por la heredera de Carlos de Labayen, año 1641. Bajo el epígrafe de "Conjuros contra enfermedades, y peste, y otros males que suelen entrar en algunas casas", se dice que "[v]stido el Sacerdote con sobrepelliz, y estola, con luz, Cruz, y agua bendita, diga al entrar en la casa, o a la puerta de ella echando agua bendita. Pax, et Salus huic domui, et ómnibus habitantibus in ea, Dominus Iesus Salvator nstyer, qui pertransit benefaciendo, et curando infirmos, et omnes opresos a diabolo, qui dedit nobis pacem, quia in ipso speravimus [?]", etcétera.

También, como está grabado en la campana "Santa Cruz" de la catedral ovetense, su tañer ahuyenta la peste desde que fue fundida en 1539, año en el que dejó de ser Obispo de Oviedo Fernando de Valdés, Inquisidor General en 1546, cuyo historiador más excelso, D. José Luis González Novalín, falleció el pasado día 27 de marzo, una víctima más de este virus coronado que padecemos.

El otro libro hallado se titula "Platica o lecion de las mascaras, en la cual se trata, si es pecado mortal o no, el enmascararse y se ponen en ella principios y reglas generales, para juzgar de semejantes obras si son pecado mortal: como son yr a representaciones, fiestas, saraos, passeos, bayles, galas, pinturas, juegos, combites, y todas recreaciones, en las cueles suele ser Dios ofendido. / Hecha y predicada en Santa María del mar de la ciudad de Barcelona día de la Conuersion de S. Pablo a la tarde a los 25 dias de Henero 1583, por el muy Reuerendo padre Diego Perez de Valdiuia Seuillano, doctor Theologo y predicador del Euangelio, y Cathedratico de Theologia positiva en el Estudio general de la misma ciudad. / Dirigida al muy Illustre y Reuerendisimo Señor Don Ioan Dymas Loris Obispo vigilantisimo de la dicha ciudad de Barcelona. / En Barcelona, Por Geronymo Margarit, Año. M.DC.XVIII". En su página 27 y siguiente expone: "O Barcelona Barcelona, ruegote que lo sientas esto de una vez: y si lo sentiras muchas y no lloraras, si lo miras bien mirado: miralo pues yo te lo ruego, y a los amigos y devotos de la castidad y limpieza ruego, que lloren la perdicion de tantas virgines, biudas y casadas (y pluguiese a Dios no entrasen en la cuenta muchos otros) como de las mascaras nos dize la experiencia que suceden: y lo sabeys los que me oys, y lo podeys dezir mejor que yo mil veces. / Muchos otros males habra, que yo no alcanzo: que seran por ventura peores que los dichos: de los quales se colligira muy eficazmente, como es brauissimo escandalo para pecar el de las mascaras, Tambien hay razones piadosas, que pueden a los cuerdos persuadir, quan mala sea esta costumbre, que de barbaras naciones ha inficionado a la pobre de España: y especialmente a esta Tarraconense, que ahora llamamos Cathaluña tan alabada de casta, de honesta, templada, grave, constante de gran peso y ser. Aunque por nuestros pecados ya vamos muy distantes de aquellos antepasados, que es gran dolor mirarlo, y miralo sin esperança de humano remedio: aunque si lo tendria, si aquellos a quien incumbe se determinase a remediarlo. / Bien seria gente Catalana tan principal y tan firme en la fee que mirassedes, que pocos años a esta parte se han entrado las mascaras, y juglares y tanto comer y bever, y demasiado vestir, y regalos, lo curas y juegos, y otros vicios en Barcelona: y de aquí han manado a toda esta prouincia. Y pues os preciays de vuestros passados, y con razon porcierto: y soys tan constantes en que no os quebranten vuestras constituciones, y fueros y antiquísimas costumbres, y no os introduzgan nueuas: porque no se pone diligencia, en que las virtuosas costumbres de vuestros passados tan importantes a vida, honra, y hazienda sean inuiolables y si se comienzan a perder, se reparen, y se ponga por todo el Reyno toda diligencia para que no se acaben de perder. Pues se vee, que despues que se han apoderado las malas costumbres, ha perdido Barcelona tanto de su valor".

Nada nuevo bajo la lluvia.

Compartir el artículo

stats