Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vicente Montes

Atasco en el semáforo

Mapa de incidencia en Asturias a 17 de enero. | Observatorio de Salud de Asturias

Mapa de incidencia en Asturias a 17 de enero. | Observatorio de Salud de Asturias

Tres de cada cuatro asturianos se han pasado gran parte del día queriendo saber cómo sería su futuro inmediato a cuenta de las restricciones por el covid-19, sin que el Gobierno regional haya sabido decírselo claramente hasta bien entrada la noche. Y eso que en algunos municipios (Avilés, Castrillón y Corvera) se inició esta medianoche un cierre perimetral que afectará a los planes de los residentes. También en esos concejos se iniciarán medidas que limitan ciertas actividades (hostelería solo en barra, clausura de grandes superficies, práctica deportiva excluida en el interior).

Un asunto tan relevante, llamado a clarificar la situación con criterios objetivos, se ha acabado convirtiendo en un océano de confusión y dudas. Cuando las personas necesitan certezas y criterios claros, las lagunas y ambigüedades solo generan sensación de indefensión, desconcierto y enfado. O sospecha de que se han buscado parámetros de última hora para que no todos los que debían estar estuviesen.

El Gobierno regional anunció el viernes que activaría esas medidas y que las concretaría el sábado, pero la información facilitada el sábado tampoco resultaba clarificadora sobre cuál era el método final para decidir cuándo un concejo entraba en la categoría de las nuevas restricciones. Durante el día de hoy algunos flecos han quedado confusos hasta el final, cuando la resolución de la consejería de Salud se publicó en el Bopa pasadas las diez y media de la noche; con lo sencillo, racional y fácil que habría sido dejar por sentados de manera diáfana los criterios.

Al final, el semáforo del Principado, que seguramente será útil para contener la pandemia, ha comenzado generando un atasco.

Compartir el artículo

stats