Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro de Silva

Un fiscal habla en “Salvados”

Es tan corto el censo de verdaderos independientes en España que deberíamos cuidarlos con igual celo que a la población de lince ibérico (menos de 1.000 ejemplares). Salvador Viada es un fiscal del Tribunal Supremo que, como mano derecha de Carlos Jiménez Villarejo, estuvo en la construcción de la Fiscalía Anticorrupción. Su independencia le había llevado incluso a mantener un discreto perfil público, para evitar dependencias mediáticas. En “Salvados” ha dado su opinión sobre el ministerio fiscal, su vinculación estatutaria al poder ejecutivo y, sobre todo, el grado en que esa vinculación permea toda la estructura piramidal: una vez cortada la dependencia en la cabeza harían falta 25 años de filtrado para que cale al último despacho, ha venido a decir. No ha hecho una crítica, sino una descripción, que tiene el inmenso valor de proceder de uno de los escasos linces ibéricos del país.

Compartir el artículo

stats