Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Milio Rodríguez Cueto

esti güevu sal quier

Milio Rodríguez Cueto

Na guerra, como na guerra

L’acusación de machista a Barbón por parte de Mallada

“Lleva dos años sin contestar a nada de lo que yo le pregunto y, eso sí, evade sus respuestas con insultos y vejaciones hacia mi persona, que estoy seguro [sic, en masculino] que no haría si, en lugar de ser una mujer la portavoz de este grupo parlamentario, fuera un hombre. Eso tiene un nombre en el diccionario.”

El párrafu anterior soltó-ylu Teresa Mallada a Adrián Barbón el miércoles pasáu na Xunta Xeneral. Dexonos a toos intrigaos col nome que tien “eso” nel diccionariu, pero Barbón interpretó, pamidea con aciertu, que, en realidá, nun yera nome sinon axetivu: machista.

Entós, Mallada diz que’l presidente ye machista porque-y da lleña, y paez pedi-y que la trate como a un home (¡vivir pa oyer!): con delicadeza. ¿O ye al revés? Bueno… ¡yo qué sé! Lo poco qu’ún llega a entender ye que, de la clase política, en particular de los sos miembros destacaos, espérase una especie de gladiadoratu verbal. La profesión de políticu, según se mire, forma parte del mundu espectacular del puxilatu. El votante nun quier ver sangre de parlamentarios (de momentu) pero sí golpes de llingua dolorosos, dañibles, que-y confirmen qu’escueye la papeleta d’un bandu guerreru y non la d’un rebañu pusilánimes. Por eso, hai qu’aceptar, con pesar o placer según cada quién, qu’abunden, cada vez más, los ataques “ad hominem”. A ún abúlta-y que la portavoz del grupu Popular casturianu enquivócase, estratéxicamente, protestando porque Barbón-y busque les pulgues con argumentos “ad mulierem”, si ye que de verdá lo fai. Más machista, piensa ún, diba ser que’l rival-y aplicare, específicamente a ella, una política de “manos blancas no ofenden”. Na guerra como na guerra, señora Mallada. Torne usté burla con burla, si sabe, pero nun arreniegue de les regles del xuegu a media partida si nun-y gusta cómo va. Si la memoria nun-y falla a ún, esa ye muestra de debilidá na que nunca cayó la so predecesora nel cargu, Cherines.

miliorodriguezcueto. wordpress.com

Compartir el artículo

stats