Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Maxi Rodriguez

Parando en Villalpando

Maxi Rodríguez

Miedo a la despedida

El veto a las celebraciones del fin de la soltería se extiende por España

Pablo García

–¿Pero qué necesidá?

–Ah. Primero te reíste de nosotros. Agora tócate pringar.

–¡Quiero dir a la mío casa!

–Tranquilu, Juanlu. ¡Jojojo!

–¿Nun tenéis fame?

–Sí. Vamos comer a un japonés.

–Non, non, qué va. ¡Somos munchos!

–¿Y qué, ho?

–Va haber que pidir dos japoneses que son pequenos y quedamos con fame. ¡Jojojo!

–¡Faltosos!

–Tranquilu, Juanlu. Tú déjate llevar.

–Sí, ¿pero a ónde?

–Qué más da. Van recoyenos cuando teamos cocíos.

–Yá nun bebo más.

–Hai que beber, son tiempos líquidos! ¡Viva la gilipollez!

–¡Poca broma, eh! Yá tán faciendo leyes contra los actos incívicos de les despidíes.

–Yo solo cumplo la llei del enfile.

–¿Cuál ye, ho?

–Si nun m’alcuerdo, nun pasó.

–Paremos esto, tíos, agora que tamos a tiempu…

–Nun sías aguafiestes. Que bien que la liaste na última despidida…

–¿Yo?

–Sí, Juanlu, sí. Que te vimos toos bailar en boles enriba de la mesa.

–¿A mí? Imposible, nun sé bailar.

–¡Sí, yá te vimos, yá! ¡Nun sabes bailar, jua, jua!

–Pos yo llegué a casa y atopé a la mío suegra cola escoba.

–¿Y qué armasti, ho?

–Na. Diome por dicir: ¿qué pasa, suegra, nun arranca? ¡Jojojo!

–¿Por qué nun paramos esto agora que tamos a tiempu?

–¡Calla, ho!

–¿Pero realmente paezvos necesariu toa esta chabacanería y tou…?

–¡Pa un día que te cases, Jacobo!

–¿Y esta mierda de camisetes?

–¿Qué ye una despidida sin lucir genitales y llamparones de ron cola?

–Uf. Toi acojonáu.

–Na. Con nosotros vas seguru, Juanlu, esto ye como cagar sin pestillo.

–Un finde, pasa rápido.

–Nun creas, yá hai despidíes que duren más que los matrimonios.

–Ta faciéndoseme eternu…

–¡Vamos amarrate a una farola y tirate güevos!

–Majos sois, coño. Menos mal que nun nos conoz naide, que tamos n’otra ciudá.

–¡Claro, Juanlu, turismu cultural! ¡Jua, jua, jua!

–Pero, en serio, ¿qué necesidá?

–¿Quién te mandó casate?

–Eso. ¿Por qué nun casasti antes?

–Por mieu.

–¿Al matrimoniu?

–Non, a la despidida.

www.parandoenvillalpando.com

Compartir el artículo

stats