12 de abril de 2008
12.04.2008

Avall pide que se anule la licencia a una empresa de un hermano de la Alcaldesa

El colectivo llanisco denuncia supuestas irregularidades en los permisos para abrir una central de hormigón

12.04.2008 | 02:00

Llanes

La Agrupación de Vecinos y Amigos de Llanes (Avall) exigió ayer la anulación de la licencia concedida para instalar una central de hormigón cerca de Meré. El colectivo ha denunciado supuestas irregularidades en la concesión de los permisos a esta empresa, Hormigones Meré, S. L,. propiedad, entre otros, de un hermano de la alcaldesa de Llanes, Dolores Álvarez Campillo.

Avall aseguró que el Ayuntamiento oculta parte del expediente, ya que en el que se le ha entregado, después de múltiples trabas, faltan documentos preceptivos de Carreteras, Montes, Confederación Hidrográfica del Norte y Medio Ambiente, y aparecen documentos sin fechar, sin firmar y mutilados.


Tanto Avall como otros alegantes, entre los que figuran la Asociación Nacional Española de Fabricantes de Hormigón Preparado y vecinos del lugar, señalan que la actividad para la que se ha solicitado permiso está clasificada como «peligrosa», por lo que «no se puede instalar a menos de 2.000 metros del núcleo más cercano. Pero «se encuentra a 900 metros de Meré. Además, esta actividad, calificada en el plan urbano de Llanes como «gran industria», no puede instalarse en un suelo urbanizable no sectorizado, que es, según Avall, como figura la parcela. Avall ha denunciado estas supuestas irregularidades, que ve «graves e ilegalizables», ante la Comisión de Urbanismo de Asturias (Cuota).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído