Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Diálogos orientales | ALFREDO ÁLVAREZ | Creador de "lightpainting", expone en Llanes

"Asturias, y el concejo de Llanes en especial, es el paraíso del 'lightpainting' "

"Me gusta dejar claro que todo el trabajo de la fotografía está hecho en la escena; en el ordenador podemos dar un ajuste, pero nunca colorear ni hacer nada más"

Alfredo Álvarez, en Barru (Llanes).

Alfredo Álvarez, en Barru (Llanes). P. M.

Alfredo Álvarez Alonso (Oviedo, 1977) es matemático de formación pero su gran pasión es la fotografía "lightpainting", una disciplina que se podría describir como "pintar con luz" en fotografías nocturnas.

-¿Qué es exactamente el "lightpainting"?

-La palabra fotografía implica registrar una imagen, porque el término "foto" es de luz y "grafía" de escribir. El "lightpainting" es un poco lo mismo, nos referimos a una larga exposición fotográfica en la oscuridad y una fuente de luz que se mueve dentro de la escena. Los orígenes del "lightpainting" datan de finales del siglo XIX, entonces ya hay alguna foto que podría ser considerada como tal. Ya en el siglo XX se encuentran más ejemplos pero no buscando el arte, sino la optimización de recursos en empresas. Sí existe esta intención en Pablo Picasso, por ejemplo, que tiene unas fotos de 1949 que publicó en la revista "Life!". Es el más claro referente español.

-Durante todo el siglo pasado se realizó con cámaras analógicas, pero ahora todos van armados con sus máquinas digitales, ¿tiene el mismo mérito?

-Ahora cuando sales a hacer una foto de "lightpainting" la tienes en la cabeza y cuando llegas al sitio tienes que empezar a trabajar. Hay que hacer pruebas de iluminación, por separado de los elementos a introducir y luego juntarlo todo. Nunca vas a sacar una foto igual a otra, siempre tienes que buscar la que tienes en la cabeza, trabajándola hasta que te quedes convencido. Por eso una foto puede llevar desde cinco minutos hasta cinco horas y media, como nos pasó el otro día a un equipo de cuatro personas que estuvimos en una cueva de Cue, en Llanes. Cada prueba general eran 25 minutos pero la satisfacción de esa foto es lo que te compensa.

-¿Cuánto retoque digital hay en sus fotos?

-En la exposición me gusta dejar claro que todo el trabajo de la foto está hecho en la escena, es donde te peleas con la foto. En el ordenador damos un mínimo ajuste, pero nunca clonar, nunca colorear, nunca hacer nada más. El "lightpainting" es trabajo en la escena y no edición posterior. Sí es verdad que la gente tiende a pensar que es trabajo digital, pero de hecho los "lightpainters" intentamos alejarnos lo más posible para que se vea el mérito que tiene cada fotografía.

-Dice que siempre se mueve un elemento lumínico dentro de la escena, ¿emplean recursos sofisticados o por el contrario rudimentarios?

-En general siempre fue muy artesanal, ahora se está dando más a conocer y alguna marca ha sacado herramientas específicas. Pero tú compras las linternas, los "led" y añades botellas coloreadas o lo que se te ocurra. Te puedes manejar con unas nociones básicas de electrónica o ni siquiera con eso, comprando cosas en los chinos y modificándolas. Siempre fue algo muy artesanal y eso te hace también marcar la diferencia. Es positivo que la gente se construya sus propias herramientas. Si todos comprásemos las mismas cosas en la misma tienda, sería todo demasiado igual. Claro que los tiempos avanzan, esto se da a conocer y están saliendo cachivaches específicos.

-¿Es la comarca el lugar idóneo para realizar este tipo de fotografías por los paisajes que tiene?

-En Asturias hay tantos sitios donde poder ir a hacer fotos chulas que las localizaciones vienen a ti. Hay playas preciosas, paisajes, las cuevas y también el paisaje industrial abandonado, que es muy rico porque al estar tan muerto vas, los transformas y lo llenas de vida. En Asturias tenemos muchísima suerte. Tengo conocidos de Madrid que tienen que recorrer una hora para ir a un sitio y además se encuentran con mucha contaminación lumínica. Este es, para mucha gente, el paraíso del "lightpainting" , y quienes conocieron Llanes ni te cuento. En 2014 hicimos en Oviedo el primer congreso internacional y muchos de artistas de primera línea estuvieron unos días conmigo en Barru. Lo describieron como los sitios más guapos en los que estuvieron en su vida y se quedaron con ganas de volver.

-¿Podría ser un recurso turístico más para la zona?

-Yo creo que sí, aquí hay muchas cosas y de estilo muy variado. De hecho se hicieron encuentros en todo el mundo y toda la gente cuenta maravillas del de Oviedo, todos quieren volver. Este año no pudimos hacerlo, pero intentaremos que el próximo salga adelante. Por otra parte, tengo un proyecto para ofrecer vacaciones aquí y a la vez cursos diarios de "lightpainting", es algo que tengo en mente.

-Expone una selección de sus fotografías en la Casa de Cultura de Llanes hasta el domingo, día 2. ¿Qué se ha encontrado el público?

-Como era la primera exposición que hacía en Llanes traté de recopilar fotografías creadas aquí en todos estos años e hice una selección de 26 imágenes. Como es una sala amplia dediqué una pared a fotos nocturnas, otra a las realizadas en cuevas, otra en playas y una cuarta a imágenes un poco más inclasificables. Tenía tanto material de Llanes que me costó bastante elegirlo. La respuesta está siendo bastante buena, mucha gente me escribe y me felicita.

-¿En qué lugar de la comarca le gustaría encaramarse a realizar una de sus fotografías?

-Tengo pendiente una salida con un amigo a un lugar muy especial de los Picos de Europa y un proyecto para ponerme seriamente y hacer todas las playas del concejo de Llanes en versión nocturna y otra más de "lightpainting". Y las cuevas me siguen llamando muchísimo porque no te dejan de sorprender, cada pared es mágica y me gusta mucho cómo las puedes transformar con la iluminación.

Compartir el artículo

stats