Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos madrileños abren un albergue en Romiyu

"Es un sueño hecho realidad", dice la pareja, que tras dos años de papeleos inaugura un alojamiento con catorce plazas y un minizoo

Francisco García, en el albergue de Romiyu, ayer. C. CORTE

Un sueño hecho realidad. Así define el madrileño Francisco García Lozano al albergue que acaba de inaugurar junto a su compañera en la localidad parraguesa de Romiyu.

Las instalaciones, que tienen 14 plazas disponibles para alojamiento, aúnan sus dos grandes pasiones: animales y naturaleza. Y es que el albergue, desde el que se puede divisar paisajes como la Cuesta de Bode, cuenta con un minizoo particular en el que no faltan perros, erizos, camaleones, cerdos enanos, cobayas, cotorras, ninfas, gallinas, petauros del azúcar, un hurón llamado "Darna" y una cabra bautizada como "Shakira", entre otras mascotas.

"Estamos muy contentos de que tras casi dos años de papeleos el proyecto por fin salga adelante. Los primeros huéspedes llegarán este fin de semana, coincidiendo con el Aquasella, aunque también vendrán unos compañeros de trabajo de un centro comercial de León próximamente", contó el dueño, que lleva una década residiendo en la región, donde tiene un par de apartamentos rurales.

"En cuanto puse un pie en la tierrina me enamoré y dije: de mayor quiero ser asturiano, y aquí sigo porque este lugar lo tiene todo", aseguró García, que antes de poner en marcha el alojamiento regentó un chigre en Romiyu.

El albergue, de primera categoría, está principalmente orientado a los caminantes que realizan la ruta del Camín de la Reina o el Camín de Gijón a Covadonga que discurren por la localidad, según explicó el dueño. "Por el verano vendrán caminantes que también podrán hacer rafting, paintball, espeleología o barrancos y en invierno lo enfocaremos más hacia despedidas de solteros pero en general es apto para aquellos que busquen tranquilidad y buen rollo", señaló. García puso en valor la situación del espacio, a tres kilómetros de Arriondas y a la puerta de enclaves como el parque nacional de los Picos de Europa.

Las instalaciones, ubicadas en el barrio de El Puntual de Romiyu, cuentan con una habitación general de 120 metros cuadrados, dos baños, un aseo, un salón con futbolín, cocina y terraza de 200 metros cuadrados con barbacoa y parque infantil de juegos. En temporada alta el alojamiento por noche y persona ronda los 20 euros. En el concejo de Parres existen otros dos albergues: uno en La Vega los Caseros y otro en San Xuan.

Compartir el artículo

stats