25 de enero de 2017
25.01.2017

El gobierno llanisco dice desconocer las deficiencias de la escuela infantil

Los ediles Marisa Elviro y Juan Carlos Armas niegan el abandono del centro que denuncian el PSOE y los padres

25.01.2017 | 01:51

La edil de Educación Ayuntamiento de Llanes, Marisa Elviro (VxLl), y el concejal de Obras, Juan Carlos Armas (PP), salieron ayer al paso de las acusaciones vertidas tanto por el grupo municipal socialista en el Consistorio como por algunos de los padres de los niños matriculados en la escuela para bebés de Posada. Ambos negaron que el centro esté "abandonado" y negaron "graves deficiencias" en el mismo.

Los padres denunciaron que hay ventanas selladas con cinta adhesiva para evitar el frío, ausencia de agua caliente y falta de educadoras. Ambos concejales sostienen que no han tenido conocimiento de ningún problema por boca de la directora de la escuela hasta el pasado lunes cuando se reunieron con ella. Una madre se quejó el jueves pasado en el Ayuntamiento. "Lo que no podemos hacer es resolver problemas de los cuales no tenemos conocimiento", dijo Elviro.

"En octubre avisaron a un técnico directamente de que el termo estaba estropeado y se arregló. La bomba de calor ha venido dando problemas de manera intermitente, lo cual no quiere decir que estén sin agua caliente desde octubre", añadió la edil, que anunció que ya está en marcha el procedimiento para adquirir uno nuevo en caso en que los problemas con el actual no se solucionen. "Los técnicos nos han dicho que se trata un problema con el regulador de encendido que puede estar solucionado entre hoy (por ayer) y mañana (por hoy)", apuntó Armas. Sobre la ausencia de educadoras, en el gobierno señalaron que la baja definitiva de una de ellas no se hizo efectiva hasta el pasado día 13, momento en que comenzaron los trámites para contratar a una nueva. Manifestaron que el número de educadores con los que debe contar un centro de estas características viene marcado por la Consejería de Educación.

El gobierno cuatripartito critica, además, la actitud del PSOE. Dudan de que los miembros de la oposición visitasen las instalaciones. "La directora nos dijo que allí no entró nadie del PSOE, que no hablaron con ella y negó que haya graves deficiencias y que falte material docente. Cuando ellos gobernaban no se preocuparon, por ejemplo, de que la escuela de la Borbolla estaba apuntalada y tenía goteras", subrayaron.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído