Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos trenes pasan el cruce de Posada con las barreras levantadas por una avería

El alcalde de barrio de la localidad llanisca no descarta convocar nuevas movilizaciones para exigir la mejora inmediata de la infraestructura

Dos trenes pasan por el cruce de Posada de Llanes con las barreras levantadas por una avería

Los problemas en el controvertido paso a nivel de Posada de Llanes se multiplican en verano para desesperación de los vecinos. El mal estado de la infraestructura que pasa por mitad de la AS-115 en Posada, la principal vía de comunicación de Llanes con los Picos de Europa, hizo que ayer las barreras del paso a nivel no se bajasen mientras pasaba el primer tren de pasajeros de la jornada y uno de mercancías. La situación fue denunciada de inmediato por los vecinos, llamando varios de ellos al 112. Ambos trenes pararon al llegar a la zona y advirtieron de la avería tocando repetidas veces el silbato.

El alcalde de Posada, Miguel Ángel Villaverde, canalizaba ayer las preocupaciones de sus paisanos por el mal estado de una infraestructura que, pese a sus repetidas quejas, nadie arregla, tras mantener una conversación con uno de los operarios de ADIF que pasadas las diez de la mañana hizo acto de presencia para arreglar las barreras. "La maquinaria tiene ya muchos años y me dicen que la idea es cambiarla, pero es un asunto que va muy despacio. Mientras, aquí seguimos, con esto en mal estado y unos baches tremendos. Un día va a ocurrir una desgracia", indicó. No es la primera vez que en Posada hay problemas con las barreras del paso a nivel. Que ocurra en verano, cuando esta vía soporta el tránsito diario de miles de vehículos, preocupa sobremanera a los vecinos.

"Es una pena que tengamos que estar siempre quejándonos por un tema de seguridad. Nos sentimos indefensos", dijo Villaverde. La pasada Semana Santa hubo una protesta vecinal para exigir una mejora en el paso a nivel que, de momento, no ha dado ningún fruto. Villaverde exige también la limpieza del entorno de las vías del tren. "Hay una dejadez total", señaló.

Compartir el artículo

stats