Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El vía crucis de Infiesto estrena vestuario

"Los tocados van a deslumbrar", dicen las voluntarias de la cofradía, que cosen treinta y seis trajes para la escena del sanedrín

El vía crucis de Infiesto estrena vestuario

El vía crucis de Infiesto estrena vestuario

La Cofradía del Vía Crucis Viviente de Infiesto avisa: la representación de Jesús ante el sanedrín -que tendrá lugar el 18 de abril- no va a dejar indiferente a nadie. La escena supone la máxima novedad del programa de Semana Santa, en el que participan más de trescientos actores amateur y, por eso, la organización no quiere dejar nada al azar. Uno de los aspectos que más trabajan estos días, con el fin de dar espectacularidad al evento, es el del vestuario. En concreto, la cofradía ha diseñado treinta y seis nuevos ropajes que se suman a los que existentes de ediciones anteriores y a los que los vecinos aportan por su cuenta.

Las costureras oficiales han empleado más de ciento cincuenta metros de tela e incontables horas de trabajo para dar forma a estos diseños. "Son principalmente para los sacerdotes, los fariseos, los escribas y los testigos que aparecen en el sanedrín. Los tocados van a deslumbrar", explican Isaura Tolivia e Isabel Martínez, autoras de los trajes junto con Mari González, Marlem Díaz y María José Solís, entre otras. De supervisar que la decoración sea fiel a los hechos que se representan se encarga la vicepresidenta de la cofradía y directora artística, Charo Pérez. "No todo vale. Tanto en los vestidos como en los diálogos tratamos de ser lo más fieles posibles al Evangelio", relata. Libros, cuadros antiguos, películas de época y buscadores de internet son algunas de las fuentes que utiliza para documentarse.

Aunque no es sencillo compatibilizar la vida personal y laboral, voluntarias como Mari Paz Llanos aseguran que "el esfuerzo merece la pena". Por eso, al menos un par de veces por semana hacen "malabares" con los horarios y sacan tiempo para la costura. "Da mucha satisfacción porque se crean muchos lazos, conoces gente nueva y, sobre todo, es increíble ver lo mucho que se vuelcan todos los vecinos con el vía crucis", sentencian sus compañeras, que utilizan como taller una antigua ferretería de la calle Covadonga.

Algunos de estos diseños, en los que llevan trabajando desde comienzos de año, podrán verse en la exposición sobre el vía crucis viviente que se inaugura este viernes (19.00 horas) en la Casa de Cultura de Infiesto.

Compartir el artículo

stats