Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El edificio de la calle llanisca Celso Amieva se desbloquea después de treinta años

El bloque, que albergará 40 pisos, presenta riesgo de desprendimientos, por lo que urge iniciar la obra

La acera del edificio, vallada para evitar el paso de peatones.

La acera del edificio, vallada para evitar el paso de peatones. E.S.R.

Hace más de tres décadas un edificio de la calle Celso Amieva de Llanes quedó abandonado. Se sumió en un enredo administrativo que lo colocó en una situación intocable. Surgieron problemas, municipales y personales, para quienes levantaban las viviendas. Tras un proceso que se ha alargado más de cuatro años,

Construirán 40 pisos de uno, dos, tres y cuatro dormitorios, que partirán de un precio de 130.000 euros. Todos ellos contarán con garaje subterráneo -que se ampliará con respecto a la superficie actual- y trastero. En los bajos habrá cuatro viviendas con jardín privado y los áticos tendrán terraza. En la parte sur del edificio, lindando ya con la avenida de México, se situarán bajos comerciales. "Como atractivo de la urbanización", en la parte oeste se harán pistas de pádel. Todo el edificio será eficientemente energético. La empresa Llanes Inmobiliaria se encarga ya de comercializar la promoción. Así lo explicó el titular de la promotora, Manuel Balmori, que ha salvado el bloque de su abandono absoluto. Asegura que la "estructura es salvable", aunque su idea pasa por "derribar toda la tabiquería interior", que condiciona el planteamiento de vivienda y que "no cumple con la normativa". Actualmente, "estamos confeccionando la memoria de calidades" y la idea es comenzar la obra "sin tardar".

Fue la concejalía de Marián García de la Llana la que se obstinó en desbloquear este inmueble. De hecho, ésta fue una de las primeras gestiones de la titular de Urbanismo al llegar al Ayuntamiento. Y, ahora, su mismo departamento ha urgido la construcción del bloque "porque hay elementos que suponen un riesgo para el viandante", asumió la edil. La situación se agravó durante los últimos temporales y esta semana una empresa local retiraba algunos de los componentes peligrosos, al mismo tiempo que la Policía Local vallaba la acera para prohibir el paso peatonal. La empresa, según ha recordado García de la Llana, "tiene seis meses para dar comienzo a las obras y dos años para concluir la promoción".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats