Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las mejores reses para optimizar la genética y la calidad de la cabaña

La subasta nacional de sementales de raza casina, organizado por la Asociación Española de Criadores de Ganado Vacuno Selecto de Raza Asturiana de la Montaña (Aseamo), es ya una cita clásica en el mercado de Cangas de Onís, que ayer volvió a concitar a un nutrido público y que siguió

Son quince reses que han sido seleccionadas por Aseamo y que han estado estos últimos meses tanto en la nave que tienen en Cereceda (Piloña), como en pastos. Además de una buena morfología, acorde con los cánones que fija la raza, se valora que tengan escasa consanguinidad con el resto de población de asturiana de la montaña y adecuada aptitud reproductiva. La intención es que los ganaderos puedan optar a estos sementales para mejorar la genética y calidad de su cabaña.

La subasta se desarrolló con agilidad, al igual que la de los cuatro cabritos, que organizó la Asociación de Criadores de Cabra Bermeya (Acriber) para mejorar esta raza.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats