Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Pistoju

Llueve sobre mojado en Cangas de Onís

Cubos para goteras en la basílica de Covadonga.

Cubos para goteras en la basílica de Covadonga. J.M. C.

Dicen los expertos que este mes de noviembre está siendo el más lluvioso de las últimas décadas y no les faltan razones. Más de veinte días se suman registrando precipitaciones en Asturias pese a las continuas alarmas del cambio climático.

Pero, dicho esto, hay ayuntamientos que cumplen a rajatabla el planning de trabajo de sus respectivos operarios con escrupulosa puntualidad. Y es que, sin ir más lejos, pese a toda el agua caída a lo largo de las últimas jornadas sobre la vieja Cánicas, todavía uno de los empleados municipales acometía, manguera en mano, el pasado jueves, el baldeo del parque municipal de la vieja capital del Reino de Asturias y eso que también había llovido a primeras horas de la mañana.

No es de extrañar que mucha gente elogie la limpieza de la ciudad de Cangas de Onís, donde llovió sobre mojado. Cerca de la capital canguesa, en Covadonga, también llovió, como era de esperar. La cuestión viene a cuento porque lo hizo dentro de la basílica del real sitio. Hay que arreglar goteras en el templo. Mientras tanto, lo más práctico es poner cubos de plástico.

Lo dicho, en cuestión de gestión de recursos llueve sobre mojado.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats