DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La situación sanitaria en la comarca

Quejas por la falta de urólogo en el Hospital del Oriente: "Es sangrante"

La plataforma ciudadana del centro de Arriondas reclama medidas para estabilizar la plantilla y el Sespa promete una solución en breve

"Es sangrante". Así resume la situación del servicio de urología Agustín López-Rivas, el portavoz de la Plataforma de Vecinos, Asociaciones y Comerciantes en Defensa del Hospital del Oriente, en Arriondas. Explica que desde que hace unos meses se jubilara el especialista que cubría esta plaza solo se pasa consulta dos veces al mes. En el propio sindicato médico ( Simpa) confirman que, por ejemplo, este mes únicamente un urólogo ha estado un día, por lo que las quejas también se suceden entre el propio personal médico. "El problema es dramático para los usuarios, que muchas veces tienen que desplazarse al hospital de Cabueñes, en Gijón, o al HUCA, en Oviedo, con los perjuicios que esto supone, sobre todo, a la gente mayor", argumenta López-Rivas.

Reclama al Servicio Público de Salud del Principado de Asturias (Sespa) que tome medidas porque la movilidad forzosa para que médicos de otros hospitales cubran las necesidades del hospital del Oriente, como es el caso también de los anestesistas. Proponen que los médicos tengan algún tipo de incentivo para que este centro hospitalario sea atractivo para los profesionales y poder tener una plantilla estable. Por su parte, fuentes del Sespa aseguran que están "estudiando medidas para merjoar la organización y dar una respuesta al servicio de urología en las próximas semanas".

Otro inconveniente que acarrea las deficiencias del servicio de urología es que se alarga la lista de espera de esta especialidad. Bien lo sabe, por ejemplo, un vecino de Cangas de Onís que el lunes formulaba una queja en el Hospital del Oriente, pues lleva desde junio a la espera de citación tras haber recibido un diagnóstico inicial, pero el tiempo pasa y no logra ningún tipo de respuesta para ser atendido.

Su médico del centro de salud de Cangas de Onís le remitió a la consulta del urólogo. "En junio de 2019 me dijeron que tenía que seguir, pero que me llamarían, porque no tenían urólogo en el citado Hospital", señaló, sin haber recibido respuesta alguna a pesar de estar ya en la segunda quincena de diciembre. "Sigo esperando que me llamen, con los problemas consecuentes ".

La dilación de la anómala situación ha propiciado una gran preocupación en el enfermo. "Entiendo que están vulnerando mis derechos a una atención sanitaria digna y en condiciones". Además, ese vecino de Cangas de Onís apunta de forma explícita a la incertidumbre que genera "esa larga espera, puesto que si se me remite a un médico especialista o bien me solicitan la realización de una operación quirúrgica es porque mi estado de salud así lo requiere y, consecuentemente, no se me aplica el tratamiento médico adecuado, por lo que mi problema puede verse agravado".

Compartir el artículo

stats