Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La mejora de la carretera de La Hermida empezará a ejecutarse a principios de 2022

“La licitación del proyecto simboliza el compromiso del Gobierno con Cantabria y Asturias”, dice el secretario de Infraestructuras, Sergio Vázquez

Por la izquierda, Sergio Vázquez, Ainoa Quiñones, Delia Losa, José Antonio Roque (alcalde de Peñamellera Alta) y José Manuel Fernández, ayer, en Urdón, durante la presentación del proyecto de la carretera de La Hermida. | R. Díaz

Por la izquierda, Sergio Vázquez, Ainoa Quiñones, Delia Losa, José Antonio Roque (alcalde de Peñamellera Alta) y José Manuel Fernández, ayer, en Urdón, durante la presentación del proyecto de la carretera de La Hermida. | R. Díaz

Las obras de mejora de la carretera N-621 a su paso por el desfiladero de La Hermida serán adjudicadas a finales de este año y comenzarán a ejecutarse a principios de 2022, adelantó ayer el secretario general de Infraestructuras, Sergio Vázquez, que visitó Urdón (Cantabria) para explicar los detalles del proyecto. Calificó de “considerable” el importe de la obra, 95,7 millones. “En el Ministerio hacemos muy pocas licitaciones como esta, una o dos al año, porque reservamos la mayor parte del presupuesto para conservar la extensa red de carreteras”, señaló el secretario general, que subrayó que la licitación del proyecto (ayer concluyó el plazo de presentación de ofertas), simboliza el “compromiso” del Gobierno central “con Cantabria y Asturias, con esta España rural, que tiene empuje, pero que necesita la presencia del Estado para ir progresando poco a poco”. La obra se ejecutará en cuatro años, “con delicadeza extrema, casi quirúrgica, para respetar este entorno espectacular”, añadió.

La delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, auguró que la obra mejorará la calidad de vida de los vecinos e incidirá positivamente en la “explotación turística” de la zona. Frente a la desconfianza vecinal por las múltiples promesas incumplidas, Losa resaltó: “Ahora ya no es una cuestión de fe, sino un compromiso del Gobierno”.

Ainoa Quiñones, delegada del Gobierno en Cantabria, indicó que la obra es “un hito histórico fundamental” para “la reactivación económica y social de la zona”, y para “luchar contra la despoblación”.

José Manuel Fernández, alcalde de Peñamellera, calificó la jornada de ayer de “agridulce”. Manifestó su “alegría” por la licitación de la mejora de la que también se conoce como la carretera de las 174 curvas, pero lamentó que no se haya incluido en el proyecto la mejora de la travesía de Panes, que figuró en los Presupuestos del Estado de 2018 y luego “desapareció”, pese a que “afecta a la seguridad del tráfico igual que el desfiladero, donde se registraron muchas víctimas por desprendimientos”. Destacó que el Gobierno del PP dio un “impulso importante” a la obra de La Hermida, al remodelar cuatro puentes, dotar de mallas de seguridad a buena parte del recorrido y redactó el proyecto que se presentó ayer.

El proyecto, prometido hace 30 años, presenta gran complejidad técnica, porque la declaración de impacto ambiental impuso severas condiciones. Así, no se tocarán apenas ni las laderas ni los cauces, y el 62% del recorrido incluirá estructuras en voladizo sobre el río Deva.

Compartir el artículo

stats