Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Viajes “con enchufe” a los Lagos

Una empresa canguesa hace pruebas con una furgoneta eléctrica para implantar en la ruta el primer vehículo de servicio público no contaminante

Alberto González y Blanca Bueno, ayer, con el vehículo, en el lago Ercina. | M. Villoria

Resistir varios viajes diarios a los Lagos con una sola recarga eléctrica. Ese es el reto que debía superar ayer un vehículo colectivo eléctrico de nueve plazas que una empresa de taxi de Cangas de Onís quiere implantar de cara a la próxima temporada. Sería el primer vehículo totalmente eléctrico en el sector profesional entre las empresas autorizadas para realizar el trayecto dentro del plan de regulación de acceso a los Lagos, incluidos los autobuses de la compañía adjudicataria del servicio.

Los viajes no se realizaron con clientes, al ser una furgoneta de prueba. La experiencia contó con la presencia de la concejal del Ayuntamiento de Cangas de Onís Blanca Bueno y a última hora de la mañana con el codirector del parque nacional de los Picos de Europa, Rodrigo Suárez Robledano.

A las diez de la mañana, Alberto González, de la empresa canguesa “Lagos de Covadonga Tour” iniciaba el primero de los viajes con una autonomía de 324 kilómetros desde Covadonga, a 287 metros de altitud. Debía recorrer los once kilómetros que separan el santuario del área de los Lagos, donde la altitud ronda los 1.200 metros. Existe un punto de carga de pago de una empresa eléctrica en Covadonga y otro punto gratuito en el aparcamiento de Buferrera, en las inmediaciones del lago Enol.

El vehículo llegó al destino con aún 266 kilómetros de autonomía, pero en el descenso tiene capacidad de recuperación. “Subiendo gasta un poco más, pero en la bajada se recarga”, comentó Alberto González. Al llegar de nuevo a Covadonga el vehículo, que cuesta unos 50.000 euros, llegó con 302 kilómetros de autonomía.

González calcula que el gasto en combustible este año se incrementará con respecto al año pasado casi un cincuenta por ciento mientras que una recarga de seis euros diarios sería suficiente para trabajar con el vehículo un día fuerte de agosto. En gasolina, para los mismos trayectos en una de esas jornadas, habría que gastar unos 70 euros, compara. La visita con clientes incluye una hora en los Lagos por lo que daría tiempo a recargar en caso de necesidad allí. “Estoy contento y el tiempo de visita arriba me permitiría recargar”, dijo.

El año que viene, si no hay contratiempos, la visita al Parque será algo menos contaminante.

Compartir el artículo

stats