14 de julio de 2009
14.07.2009
 

Una operación planteada en los 90 que afecta a un millón de metros

14.07.2009 | 02:00

El plan de La Manjoya fue impulsado por la desaparecida empresa municipal Gesuosa, que compró a Unión Española de Explosivos, a finales de los años noventa, los terrenos de la antigua fábrica. El Ayuntamiento los recalificó, junto a otros colindantes, hasta alcanzar una superficie de casi un millón de metros cuadrados.


Los terrenos de los que partió la operación fueron sometidos a un trabajoso proceso de descontaminación, ya que había restos de mercurio y cenizas de pirita por la antigua actividad fabril. La descontaminación fue una condición impuesta por el Principado para dar vía libre a la recalificación del suelo. Posteriormente, en 2002, el municipio vendió los terrenos a la empresa Anca Corporate, por 31,5 millones de euros, además de la cesión del bosque de La Zoreda y del palacete de Sela, hoy reconvertido en un hotel de cinco estrellas.


En la actualidad, han concluido las obras de urbanización, mientras que las de construcción quedaron paralizadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook