20 de julio de 2009
20.07.2009

El Ayuntamiento decide esta semana si extiende San Mateo a los barrios

El concejal de Licencias defiende la regulación excepcional de barras en la calle para «dinamizar» y «esponjar» las fiestas

20.07.2009 | 02:00

Ch. N.


El Ayuntamiento tiene previsto zanjar el diseño de las licencias mateínas para los locales con terraza esta misma semana. La propuesta municipal pasa por permitir a los hosteleros con licencia para terrazas que instalen en la calle barras u otros complementos exteriores exclusivamente durante los días de San Mateo, del 11 al 21 de septiembre. Queda ahora por decidir qué locales y dónde podrán instalar esas barras. Si la cuestión se limita al casco antiguo -epicentro de las celebraciones mateínas- o si esta excepcionalidad la podrán aprovechar los hosteleros de otros barrios para extender, así, la festividad a los barrios ovetenses.


El concejal de Licencias, Alberto Mortera, confirmó que el proyecto inicial estaba previsto para el casco antiguo, aunque ampliando el área donde tradicionalmente se instalan los chiringuitos, pero admitió que ante las propuestas del sector, se podrá contemplar y aprobar finalmente la posibilidad de que otros barrios cuenten también con su propia oferta de música, comida o bebida en la calle durante San Mateo.


Alberto Mortera, además, insistió en la necesidad de aprobar este decreto excepcional, pues contribuirá, detalló, a «dinamizar» las celebraciones en todo el casco antiguo y en otros puntos de la ciudad.


Mortera recordó que el perímetro reducido que ocupan ahora los chiringuitos, unido a la buena climatología del pasado año provocaron en 2008 «auténticos colapsos, colapsos de ciudadanos que no podían ni avanzar por calles como San Francisco». Ahora, con la apertura de barras en otros puntos, de lo que se trata es, precisamente, de «esponjar» las fiestas mateínas.


Mortera insistió en que los hosteleros podrán convertir sus terrazas en otra cosa, pero descartó que el sector vaya a levantar auténticos chiringuitos como los habituales de las fiestas. También recordó que el diseño de este decreto se negociará con el sector hostelero y se desarrollará a la vista de las propuestas que hagan los distintos empresarios, que también podrán asociarse en un mismo equipamiento al aire libre.


El anuncio de la concesión de una licencia extra a los hosteleros con terraza, realizado la semana pasada, provocó críticas desde la oposición, que puso en duda la transparencia de esta regulación excepcional y transitoria.


Para Mortera, la respuesta del PSOE sólo responde a «sus propios intereses». «Los socialistas lo único que hacen es defender su caja, su recaudación en su chiringuito. Un chiringuito, por cierto, que amenaza con ocupar el recinto histórico de la Universidad de Oviedo, porque cada año lo hacen más grande».


Las críticas de Alberto Mortera, que apuntan al chiringuito del PSOE en las fiestas, son similares a las formuladas el sábado por el concejal de Cultura, Arias-Cachero, quien sugería al PSOE que hiciera pública la contabilidad de su puesto en las fiestas de San Mateo.


Desde el PSOE, el concejal Alfredo Carreño respondió ayer a estas últimas declaraciones pidiendo un poco más de imaginación y trabajo: «Lo único que pido», reclamó, «es que el esfuerzo de imaginación que pone el concejal para meterse con el Partido Socialista lo ponga en ver si puede dar un giro a las fiestas y para hacerlas más atractivas, y no menos de lo mismo, como ha hecho este año, en el que se ha limitado a recortar la programación y no ha añadido nada nuevo».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook