02 de febrero de 2012
02.02.2012

Muere un vecino de Candamo en un brutal choque en la autovía de Grado

Ángel Anreus Añón, de 33 años, iba a trabajar cuando su coche se salió de la vía y colisionó frontalmente contra la pared del túnel de Priañes

02.02.2012 | 01:00
Estado en el que quedó el vehículo siniestrado. | imagen cedida por bomberos de asturias

Lorena VALDÉS


Candamo está de luto. El joven Ángel Anreus Añón, de 33 años y vecino de Sandiche, perdió ayer la vida en un accidente de tráfico ocurrido en el túnel de Priañes, muy próximo a la salida de Trubia, en la autovía A-63 que une Grado con Oviedo. El fallecido se dirigía a su trabajo cuando pasadas las ocho y media de la mañana su vehículo, un Peugeot 206 azul, se salió de la vía por causas que se desconocen, colisionando frontalmente contra la pared del túnel, en la margen derecha.


Los servicios sanitarios desplazados al lugar, un equipo médico de la uvi móvil de Oviedo, no pudieron hacer nada para salvar la vida del joven, casado y padre de una hija pequeña, que murió en el acto a consecuencia del brutal impacto. Dado el estado en el que quedó el vehículo, prácticamente plegado, los restos mortales del fallecido tuvieron que ser excarcelados del interior del turismo por efectivos de Bomberos de Asturias, con base en el parque de Grado, en una compleja operación que requirió la colaboración de una dotación de Bomberos de Oviedo desplazados también al lugar del accidente.


Los Bomberos, ayudados de la pequeña grúa con la que contaba uno de sus vehículos, lograron bajar el coche y colocarlo de nuevo sobre las cuatro ruedas en la vía. Posteriormente, procedieron a cortar los pilares del techo del vehículo, la puerta del conductor y el asiento para poder liberar el cuerpo del fallecido, tras separar un poco el motor, por un lateral. La operación duró casi dos horas.


El trágico suceso ocurrió poco antes de las nueve de la mañana. A esa hora el Centro de Coordinación de Emergencias del 112 recibió la llamada de una persona que alertaba que un vehículo se había salido de la vía y había colisionado contra el túnel en la citada autovía. En el interior del coche añadían que había un hombre que estaba gravemente herido y atrapado.


Además de movilizar a los Bomberos de Grado y Oviedo, ya que el accidente tuvo lugar en el límite de ambos concejos, se comunicó lo sucedido al Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU), que mandó al lugar al equipo médico de la uvi móvil de Oviedo. En el siniestro también intervino la Guardia Civil de Tráfico, que procedió al levantamiento del cadáver y se hizo cargo de la investigación de lo ocurrido. Pocos minutos después de las nueve de la mañana, los servicios sanitarios confirmaron que el hombre había fallecido.


La noticia del fallecimiento de Ángel Anreus sobrecogió ayer a los vecinos de Sandiche, el pueblo al que el joven se trasladó procedente de Madrid en el año 2008, acompañado de su esposa. Allí compraron una casa que habían rehabilitado con mucha ilusión para crear un hogar para ellos y su hija. Su proyecto vital se truncó a primera hora de ayer tras la fatídica colisión en el túnel de Priañes. Agentes de la Guardia Civil fueron los encargados de comunicarle a la mujer la trágica noticia en la vivienda del matrimonio.


La capilla ardiente quedó instalada en el tanatorio Ciudad de Oviedo y el funeral se celebrará hoy a la una de la tarde en la iglesia parroquial de San Francisco Javier, en la Tenderina. Tras el servicio religioso está previsto que el cuerpo sea trasladado de nuevo al tanatorio ovetense para ser incinerado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine