23 de mayo de 2012
23.05.2012

La ocupación de La Madreña cumple cuatro meses con el apoyo vecinal de Pumarín

Los activistas que gestionan la antigua sede de Salud como centro social harán el domingo una jornada de puertas abiertas

23.03.2012 | 01:00
Diego Díaz, de La Madreña, junto a Josefina Cuervo y José Ramón Sariego, a la derecha, de la Asociación de Vecinos Fuente Pando-Pumarín.

Carolina G. MENÉNDEZ


Jornada de puertas abiertas para unos y jornada electoral para todos. La Madreña abrirá el domingo a los vecinos las puertas de la antigua sede de la Consejería de Salud en General Elorza, reabierta como centro social tras una ocupación de miembros del movimiento 15-M. Así, el grupo de activistas que en noviembre decidió recuperar para uso social este inmueble que iba a ser derruido para construir un bloque de viviendas, invita a todos los ciudadanos a sumarse a las actividades que ha previsto para ese día: títeres, a cargo del grupo asturiano «Tragaluz», que a las 13,30 horas ofrecerá «Ferdinando el toro», música y una comida popular.


La jornada fue presentada ayer por representantes del colectivo La Madreña, que estuvieron acompañados por directivos de la Asociación de Vecinos Fuente Pando, de Pumarín, que quisieron dejar claro su apoyo al centro social ocupado.


La Madreña pretende alentar a los vecinos que aún no conocen el proyecto social y cultural que se desarrolla en el centro, para que se acerquen a comprobar la intensa actividad que en él tiene lugar: yoga, capoeira, clases de asturiano, curso de autodefensa para mujeres, reiki, taller de crianza de bebés, conciertos y charlas sobre política, economía, ecología, entre otras actividades culturales. Además, cuentan con una ludoteca, una biblioteca y una tienda de segunda mano. También ofrecen proyecciones de cine y puntualmente representaciones teatrales y programas infantiles. «Éste es un centro del y para el barrio. Queremos que venga la gente, que aporte ideas, proponga actividades y presente sus necesidades; las recogeremos, las comentaremos en asamblea y ayudaremos para llevarlas a cabo», señalaban ayer Diego Díaz, David Acera y Andrés Fernández, integrantes de La Madreña.


Junto a ellos, José Ramón Sariego y Josefina Cuervo, de la Asociación de Vecinos Fuente Pando, de Pumarín. Entre ambos colectivos existe una cordial y estrecha relación, ya que, apuntó Sariego, «desde un principio apoyamos el uso público para el barrio de este espacio». El objetivo de La Madreña es «estrechar lazos con los vecinos del entorno. Llevamos cuatro meses trabajando y deseamos seguir haciéndolo», recalcó Emilio León.


La Madreña intensifica su labor día a día. Desde su ocupación no ha recibido ni visitas ni presiones de ninguna Administración, ni tampoco de la empresa propietaria del solar. Siguen teniendo luz y agua y están convencidos de que no serán desalojados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído