20 de marzo de 2013
20.03.2013

El Opus pierde todas las aulas concertadas, que se reducen en Gijón, las Cuencas, Pravia y Valdés

La adjudicación provisional rebaja las subvenciones para diez unidades de ocho colegios l El Principado esgrime criterios demográficos

20.03.2013 | 00:00
Ana González, ayer, en la Junta.

Eduardo GARCÍA

Diez aulas concertadas desaparecerán en Asturias para el próximo curso escolar si no hay cambios tras la adjudicación provisional decidida por la Consejería de Educación. Los colegios del Opus, Los Robles (en Llanera) y Peñamayor (en Siero) no tendrán convenio y perderán unidades los colegios de las Ursulinas, en Gijón (una), Santo Tomás en Langreo (una), la Sagrada Familia en Pola de Lena (tres), el San José de San Martín del Rey Aurelio (una), el San Luis de Pravia (una) y el José García Fernández de Valdés (una). Se libran los centros de Oviedo y Avilés.

Se abre ahora un período de diez días hábiles para que los colegios afectados de la concertada presenten alegaciones. La información fue hecha pública a las diez de la noche, con lo que la jornada de ayer ya computó como día de plazo. El sindicato mayoritario del sector, OTECAS, manifestaba ayer su «esperanza» de que Educación «reconsidere algunas de las decisiones».

La consejera Ana González tuvo ayer comparecencia parlamentaria. La oposición calculaba que iban a ser «entre 14 y 18 unidades menos». «Esas cifras no son reales», matizó González. Luego se conoció que eran diez. La adjudicación de las unidades tiene especial importancia porque marca el camino durante los próximos cuatro años de las relaciones entre la enseñanza privada sostenida con fondos públicos, un 15% del total asturiano, y el Principado.

La portavoz de Educación de IU en la Junta General, Emilia Vázquez, pidió al Gobierno regional que «vaya reduciendo» conciertos educativos aunque «no estamos pidiendo que se acabe con la concertada, no somos así de bárbaros».

Una de las claves está en las ratios permitidas. La ratio sube «en algunos casos a petición de los propios centros concertados», señaló la Consejera en la Junta General del Principado. Los sindicatos piden los mismos criterios de desdobles en la concertada y en la pública. La frontera para esos desdobles la marcan los 28 alumnos.

La Consejera aprovechó su comparecencia para garantizar que antes de que finalice la legislatura habrá un nuevo mapa regional de centros. «Que se rediseñe, pero sin olvidar las alas de Asturias», pidió la representante del PP, Susana López Ares. El representante de Foro Asturias, Manuel Peña, le volvió a preguntar cuántas unidades van a cerrar en la región el próximo curso, y la Consejera volvió a contestarle que el dato no se sabrá hasta junio.

La pugna dialéctica entre ambos la sabemos de memoria porque se repite cada vez que se encuentran, parlamentariamente hablando. «No oculto información, la gente está metiendo aún los papeles», dijo Ana González para explicar que el proceso de matrícula está abierto.

«Pregunto para saber», apuntó Peña. «Y créame que tengo unas ganas locas de aprender», ironizó. «Si no hay niños, no hay aulas porque para los profesores es muy aburrido dar clase solos», explicó la Consejera, quien dejó abierta la puerta para que el oriente y el occidente de Asturias cuenten en un futuro próximo con dos centros integrados de Formación Profesional. Hasta la fecha todos estos CIFP están en la zona central asturiana (Oviedo, Gijón, Avilés y las Cuencas). El 40% de los alumnos asturianos de FP ya estudian en los centros integrados de la región.

El portavoz del PSOE en la Junta, Alejandro Vega, recordó a Foro Asturias las ocho escuelas rurales cerradas durante su mandato regional y apostó por «dar prioridad a la escuela pública».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook