05 de marzo de 2014
05.03.2014

El nuevo Tartiere costó 47,2 millones de euros, 13 más de lo previsto inicialmente

El PP advierte de que no permitirá que la comisión de los palacios "sea una persecución contra De Lorenzo", cuya declaración piden PSOE e IU

05.03.2014 | 01:41
El nuevo Tartiere costó 47,2 millones de euros, 13 más de lo previsto inicialmente

La primera sesión de trabajo de la comisión de investigación municipal sobre la denominada operación de los palacios -el de Congresos en Buenavista y los proyectados para la antigua parcela del Vasco- sacó ayer a la luz el sobrecoste del estadio de fútbol Carlos Tartiere, cuya construcción fue una consecuencia de aquella planificación. El campo costó, según los datos del servicio de Contabilidad, 47,28 millones de euros, 13,31 más de lo presupuestado en el proyecto inicial de construcción.

La primera reunión de trabajo de la comisión que investiga la controvertida operación de la constructora Jovellanos XXI duró hora y media y fue su presidente, el concejal de IU Roberto Sánchez Ramos, quien dio cuenta de lo ocurrido en ella y de los acuerdos tomados.

La sesión de ayer sirvió para recabar información, acordar el calendario de acción y acordar cuestiones como el acceso del público a las comparecencias. Los grupos políticos deberán presentar sus propuestas de comparecencia entre los días 28 y 31 de marzo y los convocados responderán, del 7 al 15 de abril, ante la comisión en la sala de plenos a puerta cerrada, aunque sus intervenciones serán emitidas en directo en la web municipal -IU y PSOE querían que fueran abiertas a los ciudadanos-. "Las comparecencias son voluntarias, porque las competencias de los ayuntamientos no son las mismas de las de los gobierno autonómicos, pero hay una obligación moral", explicó Sánchez Ramos. La de Gabino de Lorenzo, alcalde de Oviedo cuando se ideó y desarrolló la operación de los palacios, es "imprescindible" y en términos similares se refirió a la del arquitecto Santiago Calatrava, que firma el Palacio de Buenavista y varios proyectos truncados para la parcela del Vasco o Jovellanos II.

Tras la reunión de la comisión y a continuación del informe del presidente, el portavoz socialista, Alfredo Carreño, hizo sus propias valoraciones. "Es un escándalo que Gabino de Lorenzo, que fue el muñidor de estos proyectos, se niegue a comparecer y quiera echar la culpa a los funcionarios", manifestó, en referencia a unas declaraciones del actual delegado del Gobierno en Asturias en ese sentido. Carreño añadió que no entiende con qué intención ha anunciado el PP que pedirá su comparecencia, "porque el PSOE no tuvo responsabilidades de gobierno en este Ayuntamiento" durante el desarrollo de la operación. El concejal de Urbanismo, José Ramón Pando (PP), miembro de la comisión, advirtió, a través de un comunicado, que "si alguien cree que va a conseguir aislar las responsabilidades de sus gobiernos y de sus políticos para centrar esta comisión exclusivamente en una persecución contra Gabino de Lorenzo, se equivoca radicalmente". "Tenemos derecho a saber el papel que han jugado los responsables del Gobierno regional socialista, los responsables en su día del Grupo municipal Socialista, la Sindicatura de Cuentas y empresas semipúblicas que hoy están en quiebra tras no haberse recuperado de sus operaciones en este asunto", indicó, en referencia a Sedes.

A lo largo de las próximas semanas los miembros de la comisión manejarán más de diez mil documentos, según Roberto Sánchez Ramos: sobre las modificaciones del Plan General de Ordenación Urbana para incrementar la edificabilidad de las parcelas, de los plenos y las juntas de gobierno que aprobaron las modificaciones de los proyectos y el informe sobre el coste del nuevo Tartiere. El 30 de abril la comisión emitirá su dictamen.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído