27 de junio de 2015
27.06.2015

Premio al médico "cordial e innovador"

El oftalmólogo Luis Fernández-Vega Sanz recibe la medalla de oro del Colegio de Médicos de Asturias por su trayectoria profesional y "su modelo único de trabajo"

27.06.2015 | 02:51
Luis Fernández-Vega (en el medio) estrecha la mano a Armando Suárez Solís junto a Alejandro Braña.

"Cordial", "innovador" y "con una trayectoria profesional abrumadora". Esos fueron algunos de los elogios que ayer recibió el oftalmólogo Luis Fernández-Vega Sanz durante su nombramiento como miembro de honor con medalla de oro del Colegio de Médicos de Asturias, en el salón de actos de la institución, con sede en la plaza de América. Así, el discurso de apertura del acto -que formaba parte del programa de actividades para celebrar la festividad de su patrona, Nuestra Señora del Perpetuo Socorro- a cargo del presidente del Colegio, Alejandro Braña, estuvo plagado de adjetivos cariñosos para su colega, al que le adjudicó el mérito de poseer "un modelo único de trabajo que ahonda en líneas de investigación avanzadas".

El homenajeado agradeció el nombramiento con un emotivo discurso en el que no faltaron las referencias a su familia -cinco generaciones de oftalmólogos- y en especial a su abuelo, Luis Fernández-Vega Valvidares, "que presidió el Colegio durante doce años y por eso esta distinción es aún más especial para mí".

Un público entregado, que completó el aforo de la sala, aplaudió las intervenciones de todos los médicos de la mesa presidencial: Francisco Fernández-Guisasola, Armando Suárez Solís, el propio Luis Fernández-Vega, el presidente del Colegio de Médicos, Alfonso López Muñiz, Manuel Álvarez-Uría y Raúl Álvarez Obregón.

Especialmente bien recibidos fueron los comentarios de Braña sobre la situación actual de la profesión, a su juicio, marcada por la crisis económica: "Vamos acumulando decepción en el desarrollo de nuestra actividad profesional; trabajo precario, desempleo, o saturación de trabajo que impide o dificulta el necesario sosiego, que es un requisito imprescindible para una atención médica adecuada". Sin embargo, el presidente del Colegio demostró su fe en el futuro al afirmar que "estamos siguiendo un camino virtuoso, incluso con la renuncia a ciertos derechos, en aras de la mejor atención de nuestros pacientes y poniendo siempre al enfermo como protagonista".

El currículo del ahora miembro de honor del Colegio de Médicos de Asturias centró buena parte del acto debido a la larga lista de méritos acumulados. Licenciado en Medicina por la Universidad Autónoma de Madrid, accedió a la cátedra de su especialidad de la Universidad de Oviedo. Jefe del servicio de Oftalmología del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) desde 1983, se incorporó entonces al Instituto familiar Fernández-Vega, en Oviedo, y ahora preside la Comisión Nacional de Oftalmología y es académico de número de la Academia Médico-Quirúrgica Española. En la actualidad, tal y como él destacó en su discurso, el Instituto recibe "más de 100.000 pacientes al año".

Recibió una gran ovación el homenaje a los miembros del Colegio de Médicos fallecidos este año y que sirvió como introducción a la velada, que culminó con la actuación de la Banda de Gaitas "Ciudad de Oviedo" con "Asturias, patria querida".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook