Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El número de partos del Hospital Central repunta por segundo año consecutivo

El complejo sanitario registró el año pasado 2.165 alumbramientos, de ellos 69 de gemelos

El número de partos del Hospital Central repunta por segundo año consecutivo

El número de partos del Hospital Central repunta por segundo año consecutivo

La cifra de partos en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) aumentó en 2016 por segundo año consecutivo, después del periodo de caída como consecuencia de la crisis económica. A lo largo del pasado ejercicio se registraron en el complejo sanitario de Oviedo 2.165 alumbramientos, lo que implica un

El año pasado nacieron en el HUCA 2.234 niños, ya que 69 partos fueron de gemelos. En 2015 habían nacido 2.170 niños, con 60 pares de gemelos. De aquí se deduce que el aumento de los bebés nacidos en el centro sanitario fue del 2.9 por ciento, y el de los partos, del 2,6 por ciento.

El gráfico que ilustra esta información especifica la evolución histórica del número de partos y la tasa de cesáreas en el HUCA. Se observa que, en la última década, el año con mayor volumen de alumbramientos fue 2009, con 2.708. Luego comenzaron a percibirse los efectos de la crisis sobre la natalidad, que inició un declive sólo interrumpido en 2011. La cifra de partos tocó fondo en 2014, con 2.056.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que la tasa de cesáreas no rebase el 15 por ciento. El HUCA lleva años embarcado en el objetivo de reducir un porcentaje que en 2009 alcanzó el 25,9 por ciento. El área de partos está trabajando en un cambio de cultura que consiste en hacer del alumbramiento un proceso lo más natural y lo menos intervenido posible. Sin embargo, esta tendencia choca con las dificultades derivadas de la atención a embarazos dificultosos remitidos por otros hospitales de la región que no disponen de los recursos humanos o tecnológicos necesarios para atender gestaciones de alta complejidad.

En términos generales, los partos de más de dos bebés han disminuido de forma muy acusada, hasta casi desaparecer, como consecuencia de la promulgación de una norma que restringió el número de embriones que podían transferirse a la mujer en los tratamientos de fecundación asistida.

Otra tendencia se centra en limitar el recurso a la episiotomía, corte que se efectúa a la gestante para ensanchar el canal del parto y prevenir desgarros. La aplicación de esta técnica llegó a estar muy extendida, pero los expertos han llegado a la conclusión de que acarrea más efectos negativos que positivos, por lo que actualmente se circunscribe a los casos estrictamente necesarios.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats