Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El uso de robots en el HUCA reduce de forma drástica los fallos con medicinas

La prescripción médica es uno de los procesos que más han mejorado con la informatización, doblando su eficacia

El uso de robots en el HUCA reduce de forma drástica los fallos con medicinas

La informatización y robotización del Servicio de Farmacia del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) ha permitido aumentar la seguridad en el uso de los medicamentos, reduciendo el número de los puntos críticos, la tipología de los fallos, en un 28%.

Éstas son las conclusiones del estudio "Análisis modal de fallos aplicado al proceso farmacoterapéutico tras la robotización e informatización de un servicio de farmacia", presentado en el último congreso de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria, y firmado por Lucía Velasco Roces, Leticia Gómez de Segura y otros cuatro autores, profesionales vinculados a diferentes departamentos del servicio.

El análisis realizado en el área de Farmacia del HUCA tenía como objetivo valorar en términos de "seguridad" la repercusión de pasar de un servicio de farmacia clásico a uno altamente robotizado e informatizado. Los autores del estudio destacan, en su introducción, la "importante inversión económica" efectuada para reorganizar estructural y funcionalmente la farmacia del Hospital, en la que se han implantado de diversas aplicaciones informáticas y procesos automatizados para gestionar los medicamentos.

Los autores estudian, precisamente, las distintas tareas que se efectúan con los medicamentos, desde el almacenaje hasta la administración de dosis de fármacos para todo el Hospital. Y en cada una de esas funciones comprueban cómo las nuevas herramientas informáticas, robóticas o de procesos automatizados puestos en marcha han permitido reducir el número de los "modos de fallo", es decir el tipo de errores que se producían.

En ese análisis por departamentos, una de las conclusiones principales es que en el proceso de prescripción de medicamentos, donde se ha introducido una nueva historia clínica electrónica, es donde más se ha mejorado, pasando de 12 tipos de fallo a sólo 7. Al revés, el área donde la robotización parece que ha tenido menos incidencia es en el de gestión y adquisición de medicamentos, que incluye la robotización del almacén, donde la reducción de los puntos críticos en los que se producen errores sólo se ha pasado de 14 a 13.

Además, el estudio destaca que las nuevas tecnologías permiten incrementar la trazabilidad del medicamento y saber qué profesionales han intervenido en cada etapa de uso del fármaco.

Compartir el artículo

stats