DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los privilegiados del tráfico rodado en la ciudad

Descubren una tarjeta "superblue" válida para cualquier coche y en cualquier lugar

Las siete categorías de permisos para circular por calles peatonales y aparcar sin pagar esconden decenas de variantes que se daban a la carta

Una tarjeta que permite aparcar en zona azul pero únicamente en el barrio de Buenavista

Una tarjeta que permite aparcar en zona azul pero únicamente en el barrio de Buenavista LNE

La caja de las tarjetas blue es un pozo sin fondo. La última sorpresa entre los permisos para aparcar sin pagar y circular por zonas restringidas que se repartieron durante años sin control en Oviedo es una tarjeta "superblue" sin ninguna restricción. Ninguna significa que tampoco está asignada a un coche en concreto a través de un número de placa y que su afortunado dueño podría, por tanto, llevarla consigo de un vehículo a otro para atravesar la ciudad sin cortapisas. En el apartado de matrícula aparece la leyenda "sin determinar" y en el de observaciones, donde figuran los permisos de cada tarjeta, sale "autorizado". Esta misma especificación sale en las 11 tarjetas "pata negra" detectadas en la revisión que inició hace meses el edil de Seguridad, el socialista Ricardo Fernández y la conclusión a la que llegó es que "autorizado" viene a ser una suerte de salvoconducto que da licencia para aparcar donde a uno mejor le parezca, no pagar en zona azul, o incluso estacionarse en lugar para minusválidos sin serlo.

Los implicados en la investigación no ponen nombre al titular de la tarjeta pues, hasta ahora, las pesquisas se hacían a raíz de las matrículas. A partir de ellas, por ejemplo, fuentes municipales atribuyen al exalcalde Agustín Iglesias Caunedo no solo una tarjeta de "autorizado" sino dos, una para un BMW de pequeño tamaño y otra para un Nissan, que según esas mismas fuentes serían de su propiedad. José Manuel López, comisario jefe, negó en la comisión de Atención a las Personas que dicha tarjeta fuese una barra libre sino que se trataba de un mero permiso para calles peatonales.

Las siete categorías principales de tarjetas que se daban a empresarios, amigos, médicos, secretarias, asistentes e incluso jueces esconden decenas de variantes que se entregaban a la carta según pedido. Había restricciones de tiempo en zona azul, de tipo de calles peatonales e incluso de barrios permitidos para aparcar.

Compartir el artículo

stats