20 de agosto de 2017
20.08.2017

San Claudio celebra la solidaridad

La carrera para recaudar fondos en favor de los enfermos de "piel de mariposa" protagonizó ayer la segunda jornada de la fiesta de San Roque

20.08.2017 | 02:43
San Claudio celebra la solidaridad
Un participante en la carrera solidaria choca la mano de un niño durante el recorrido.

Los vecinos de San Claudio se volcaron ayer con una carrera solidaria, cuyo objetivo era recaudar fondos para los afectados por epidermólisis bullosa, también conocida como la enfermedad de "piel de mariposa". La asociación Debra y la organización de las fiestas de San Roque se aunaron en un intento de dar a conocer esta extraña afección que padecen muy pocas personas en el país y que, a día de hoy, sigue sin encontrar cura.

"Queremos mostrar una enfermedad que cuenta con mucho menos apoyo que otras más comunes, como, por ejemplo, el cáncer", afirmó Noelia Baptista, una de las organizadoras de la fiestas.

Debra, una entidad sin ánimo de lucro cuya sede está en Marbella, dedica sus esfuerzos a la difusión, investigación y mejora del tratamiento de la "piel de mariposa". "A pesar de que todavía no existe cura, quienes la padecen precisan un tratamiento continuo", explicó Aurora Elena Fernández, colaboradora del colectivo. "Nacen ya con la piel quemada y tienen que llevar vendas el resto de su vida. Es muy doloroso, ya que el más mínimo roce les supone quedarse en carne viva, las vendas se pegan al cuerpo y, por si fuera poco, suelen presentar otro tipo de complicaciones afectivas", agregó.

A las once arrancó la carrera infantil, en la cual participaron aproximadamente cincuenta niños. Mientras los menores de siete años corrían 400 metros alrededor de la campa, los mayores de siete años hacían lo propio a lo largo de kilómetro y medio.

Esta primera tanda daba paso a la carrera familiar, de cuatro kilómetros y medio, en torno a San Claudio. El precio por dorsal fue de cinco euros. Diez euros con camiseta, y ocho euros por degustar una fabada. Asimismo, se entraba a participar en el sorteo de una cesta de frutas y diferentes regalos. "Todo el pueblo se ha volcado con la carrera y, además, ha venido un montón de gente de fuera", aseguró Noelia Baptista. "Hay algunos que no han corrido, pero han contribuido a la causa pagando el precio del dorsal", subrayó Aurora Elena Fernández, visiblemente satisfecha del resultado de la prueba.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído