16 de abril de 2018
16.04.2018

Los taxistas proponen cubrir las líneas deficitarias del autobús urbano

Los profesionales del sector aseguran que el Ayuntamiento ahorraría dinero y que la iniciativa paliaría el impacto del sistema de descansos

16.04.2018 | 01:54
Un vehículo de TUA, recogiendo viajeros en Villamar en 2015.

Los taxistas siguen buscando alternativas para paliar "el impacto económico" que ha supuesto para ellos la implantación del sistema obligatorio de descansos impuesto por el Ayuntamiento. El presidente de la Asociación de Empresarios de Auto Taxi del Principado de Asturias (Asotaxi), Manuel Arnaldo, ha vuelto a desempolvar un proyecto que se había barajado con el anterior equipo de gobierno (PP) y que en su opinión sería beneficioso tanto para el sector como para las arcas municipales: suprimir las líneas de autobús urbano que son deficitarias e implantar un sistema de taxis que presten ese mismo servicio a los ciudadanos. "Según nuestros cálculos, el Ayuntamiento podría ahorrarse hasta un sesenta por ciento de los gastos en cada líneas si se desarrolla esta iniciativa", sostiene Arnaldo.

En la red de transporte público del municipio hay varias líneas que suponen un gasto importante para el Ayuntamiento, la mayoría en las zonas rurales. La que une Lubrió, Loriana o Villamar con la plaza de América es una de ellas, al igual que lo es la que discurre por Villamiana, Faro o Roces y llega hasta la plaza Primo de Rivera. "Hay tres o cuatro recorridos que se ajustan a este proyecto. Tenemos previsto volver a presentar la idea en el Ayuntamiento próximamente, en cuanto lo tengamos todo listo", adelanta el presidente de una asociación que representa "al sesenta por ciento" de los profesionales con licencia para trabajar en el concejo de Oviedo.

El sistema. Aunque el sistema "podría definirse de diferentes formas", Manuel Arnaldo pone algunos ejemplos. "Ahora mismo hay un microbús que pasa cada hora por Lubrió para recoger a unos pocos viajeros. Lo único que habría que hacer sería mandar a un taxi a esa hora para cumplir el servicio. En el caso de que no fuese suficiente un coche lo haríamos con más, pero siempre le saldría más barato al Ayuntamiento", sostiene el representante del gremio. En el año 2012, cuando se barajó esta posibilidad, se hablaba de "taxis a la carta", es decir de coches que prestasen el servicio sin un servicio regular y a demanda de los propios viajeros. Por aquel entonces se proponía actuar en las siguientes líneas: de Lubrió a Las Campas, de Trubia a Sograndio, de Caces a Puerto y de San Esteban de las Cruces a Olloniego, pasando por Manzaneda.

Manuel Arnaldo confía en que el Consistorio apruebe su propuesta, sobre todo después de "la imposición" de los descansos a los trabajadores del taxi.

"Como nos obligan a parar el vehículo, estamos teniendo pérdidas muy importantes y se corre el riesgo de que se produzca una batería de despidos entre los conductores asalariados. Así nosotros tendríamos un impulso y se ahorraría dinero municipal, que es de todos", subraya Manuel Arnaldo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook