15 de junio de 2018
15.06.2018

Una orquesta israelí acusa al Ayuntamiento de no contratarla "por motivos políticos"

El Consistorio asegura que sólo sondeó a la agrupación, "al igual que a otros 150 artistas", para contratar 20 actuaciones

15.06.2018 | 02:04
El director de la orquesta "Netaya", Christian Lindberg.

Oviedo está en boca de varios de los medios de comunicación más importantes de Israel desde el pasado lunes cuando la orquesta "Netaya" del país judío denunció públicamente haber sido boicoteada por el Consistorio de la capital asturiana. La agrupación musical asegura que el ayuntamiento ovetense declinó contratarles a ellos y a una compañía de ballet también israelí para su programación de otoño "por motivos políticos". Boicot que fuentes municipales se apresuraron ayer a desmentir, asegurando que la orquesta fue finalmente descartada al igual que más de un centenar de grupos y artistas "por criterios puramente técnicos".

La polémica comenzó el pasado lunes cuando una conocida corresponsal israelí compartía en su muro de Facebook que "El municipio de Oviedo, capital de la provincia de Asturias, antes muy amigable con Israel, decidió cancelar un concierto de la Orquesta de Cámara 'Netanya' y un ballet israelí programados para este otoño". A partir de ahí, varios medios se interesaron por el asunto, llegando a entrevistar al mánager de la agrupación musical. Este aseguró que el propio director de la orquesta, el sueco Christian Lindberg se puso en contacto con el Ayuntamiento para conocer el motivo para declinar su contratación y recibió una respuesta inesperada. "Si quieres venir a tocar sin músicos israelíes puedes hacerlo", afirma que le dijo un representante del Consistorio ovetense.

El Ayuntamiento rechaza de manera rotunda las acusaciones vertidas por la orquesta israelí. Defiende que son los trabajadores de Cultura los encargados de confeccionar la programación municipal y estos se basan estrictamente en criterios técnicos. El personal, aseguran, sondeó "hasta 150 artistas y grupos" de distintos países y géneros con el objetivo de realizar una veintena de contrataciones. Al final, se realizaron esos contratos, pero se descartó la opción de la orquesta israelí "al igual que las de otro centenar de propuestas más".

Los argumentos municipales provienen de un informe elaborado por los técnicos. En el mismo se resta credibilidad a la acusación de que el boicot afectase también a un grupo de ballet, como aseguran desde la orquesta. "En la programación de otoño nunca se contratan actuaciones de ballet porque se reserva el Campoamor para la temporada de ópera", argumenta la plantilla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine