Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Somos sugiere a la Iglesia que abra al público Santa Ana mientras no construya

Rubén Rosón cita como ejemplo "Estonoesunsolar", el plan maño que pone al servicio de los vecinos de forma temporal espacios degradados

El martillo de Santa Ana, en la actualidad.

El martillo de Santa Ana, en la actualidad. MIKI LÓPEZ

El martillo de Santa Ana no se convertirá en un parque en el centro de Oviedo ni en una residencia eclesiástica. Al menos, no de forma inmediata. Ante ese paréntesis, el grupo Somos ha querido recoger el guante que acaba de lanzar la asociación Oviedo Redondo y ha hecho suya la petición vecinal para que la Iglesia ceda a la ciudad el uso temporal del solar hasta que no exista un proyecto en firme para construir en Santa Ana.

El concejal Rubén Rosón confirmó ayer que desde su área está dispuesto a poner los planes de empleo al servicio de este proyecto. Se trataría, si la Iglesia estuviera de acuerdo, en poder abrir el martillo de Santa Ana a todos los vecinos, realizando una pequeña intervención en el solar que permitiera darle otros usos temporales mientras no se pone en marcha la construcción del edificio arzobispal.

Ante las quejas que alertan del riesgo de que el lugar se convierta en un foco de marginalidad si se derriban los muros, Rosón juzga que son los vecinos quienes mejor conocen el barrio y saben lo que necesita.

Además, el área de Empleo trabaja en este ofrecimiento sobre seguro, con el respaldo de varias iniciativas, en varios países europeos, en las que proyectos similares han sido un éxito.

El caso más cercano es el del proyecto "Estonoesunsolar", que se empezó a desarrollar en Zaragoza por la arquitecta Patrizia Di Monte hace casi una década. El plan maño, muy sencillo sobre el papel, consiste en elaborar estrategias de regeneración urbana para transformar espacios degradados y en desuso en espacios públicos de uso temporal a través de procesos de participación ciudadana.

En este sentido, Rubén Rosón detalle que en el caso del martillo de Santa Ana, los planes de empleo pueden dedicar personal para diseñar mobiliario urbano "blando" que pueda servir para acondicionar la plaza de forma fácil y rápida. Se trataría de poner bancos, gradas móviles, algunos contenedores o distintos elementos vegetales, incluso pequeños huertos urbanos, para ofrecer a los vecinos la posibilidad de aprovechar el espacio de la mejor forma posible.

Compartir el artículo

stats