11 de marzo de 2019
11.03.2019

Delirio con Gustav Mahler

Jonathan Nott, la Joven Orquesta Mahler, la Fundación Princesa y la mezzo Zhidkova, unidos en una interpretación colosal

11.03.2019 | 01:09
La Joven Orquesta Mahler, ayer, al comienzo de su actuación.

De una noche que acabó en delirio musical, el director Jonathan Nottt salió como el gran triunfador. Demostró que Gustav Mahler no es solo uno de los compositores que más domina -dirigió de memoria las casi dos horas que dura la "Sinfonía nº 3", en re menor- sino el que más satisfacciones le da. No se puede interpretar de otra manera que tuviera que salir aclamado por el público, algo que puede considerarse dentro de lo común, y que también hiciera lo propio la Joven Orquesta Mahler, lo que ya no es tan habitual. Triunfo total y magistral dirección en una apasionante velada del ciclo de "Los Conciertos del Auditorio"

Las sinfonías más extensas del compositor austriaco -la de ayer tiene seis movimientos- no se programan a menudo en Oviedo por la plantilla orquestal que requieren. Quizá por ello el público respondió tan bien a la cita. A ello hay que sumar la intervención de los coros infantil y femenino de la Fundación Princesa de Asturias.

Aún a pesar de que la plantilla de la Joven Orquesta Mahler cambia continuamente y no son una agrupación estable, la sonoridad de conjunto es buena y está muy bien empastada.

La mezzo Elena Zhidkova, que intervino en el cuarto movimiento, destacó por su voz carnosa y profundidad en su color vocal.

El interés de Mahler por crear distintas fuentes de sonido, hizo que desde fuera del escenario interviniesen la trompeta solista, la percusión y el coro de niños, con una breve pero muy correcta actuación.

Nott, Zhidkova y los directores de las agrupaciones corales salieron repetidas veces a saludar, ante la insistencia del público.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído