25 de abril de 2019
25.04.2019

La jueza anula ahora solo cuatro de las 21 calles cambiadas por la Memoria Histórica

El nuevo auto valida la modificación de diecisiete vías, pero en Fernández Ladreda, General Yagüe, Yela Utrilla y Peña Royo ve intención defraudatoria

25.04.2019 | 01:23
La placa de Yela Utrilla, hoy ya retirada.

El culebrón judicial de los cambios en el callejero franquista de la ciudad avanzó ayer con un nuevo capítulo que da la razón a las dos partes y puede leerse de formas diferentes. Para el tripartito, el nuevo auto es la primera victoria y la justificación de sus tesis en la mayoría de las calles modificadas. La jueza da por válido el acuerdo de la Junta de Gobierno en el que se modificaron 17 calles de la ciudad, aportando, esta vez sí, la documentación y justificaciones del comité de expertos. Para los que pedían anular estas modificaciones (un vecino de Oviedo, el grupo municipal del PP y la Hermandad de Defensores) la victoria se centra en cuatro calles, Fernández Ladreda (ahora Joaquín Costa), General Yagüe (Juan Benito Argüelles), Yela Utrilla (Arquitectos Galán) y Marcos Peña Royo (Lola Mateos). En estos cuatro casos la jueza manda anular el nuevo acuerdo de Junta de Gobierno, de forma que estas cuatro calles deberían volver a su denominación anterior.

El motivo de este distingo tiene su origen en las conclusiones del comité de expertos, que recomendó al Ayuntamiento sacar estos cuatro casos del marco de la ley de Memoria Histórica por las "dudas jurídicas" que planteaba vincularlas a esta legislación. No había, explicaban, documentación que vinculara la decisión de esos nombres con el régimen de Franco o las fechas no coincidían. Por eso las cuatro calles, obligado el Ayuntamiento a modificar sus acuerdos iniciales por la primera sentencia del Juzgado que censuraba la falta de justificación, quedaron fuera de los nuevos acuerdos de Junta de Gobierno y se aprobaron en virtud de las competencias que tiene el Alcalde para quitar y poner nombres. La jueza ve, no obstante, "intención defraudatoria" en esta estratagema, y explica que pese a que existe esa competencia municipal, esa potestad "ha de ser examinada en el contexto en el que se ejercita" y aquí entiende que lo que se buscó fue una forma de incumplir la sentencia donde mandaba cambiar todas las calles si no estaban justificadas.

Pese a que la jueza da por válido el acuerdo que afecta a las otras 17 calles, lo hace solo formalmente, y también deja la puerta abierta a que en otra demanda se vaya al fondo de la cuestión y se examine si los motivos que dan los expertos se ajustan, o no, a la ley.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído