Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ictus y otros males en tiempos del virus

El área de Neurología del HUCA invita a estar atentos a posibles dolencias en una web pensada para pacientes y profesionales

Por la izquierda, agachadas, Paz Rodríguez, Elena López-Cancio y Lorena Benavente; detrás, Aida García Rúa, Ángel Pérez, Pablo Siso y Carmen García-Cabo, del área de Neurología del HUCA.

Por la izquierda, agachadas, Paz Rodríguez, Elena López-Cancio y Lorena Benavente; detrás, Aida García Rúa, Ángel Pérez, Pablo Siso y Carmen García-Cabo, del área de Neurología del HUCA. LNE

La omnipresencia del COVID-19 hace que el resto de enfermedades puedan parecer menos importantes, cuando realmente no es así. Existen dolencias que hay que tratar inmediatamente, con independencia de cómo estén los servicios sanitarios a causa de la pandemia.

Un caso reconocible es el del ictus: el servicio de Neurología del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) ha advertido de que, a pesar de que esta dolencia sigue constituyendo "un problema sanitario de primer orden", desde que se inició la cuarentena se ha percibido un descenso de las consultas en Urgencias por ictus transitorios (AIT) y por ictus con sintomatología leve.

Según la neuróloga de la unidad de Ictus Elena López-Cancio, este descenso no implica que hayan descendido los ictus sino que los pacientes con síntomas no acuden a los servicios médicos "por miedo, o si son síntomas leves esperan a que se les pase". Este hecho es motivo de preocupación para los facultativos, que animan a las personas a llamar al 112 ante el más mínimo síntoma que pueda indicar que se trata de un ictus.

El servicio de Neurología hace esta advertencia en una página web, neurologiahuca.org, creada a raíz del confinamiento, en la que ofrece información tanto a pacientes como a profesionales. "Ante la situación, nos urgía abrir una vía de comunicación para tener a los pacientes informados, y vimos que podía ser bueno hacer una web con todas las patologías", explica la neuróloga.

El coronavirus, sostiene, afecta a todos los pacientes del área, "sobre todo a los de mayor edad, con demencia o deterioro cognitivo, debido al aislamiento, y también a la gente que ha sufrido ictus, que tiene secuelas importantes y con la que se hace mucho hincapié en el ejercicio físico". La web ofrece, entonces, enlaces a actividades que se pueden hacer en casa, a ideas de ejercicio físico o de alimentación, o se dan consejos de salud mental para pacientes y profesionales.

Aparecen pestañas para cada una de las patologías, que ofrecen consejos y recursos. Hay, según López-Cancio, un "bombardeo de información tremendo" debido a la alerta sanitaria, y la idea de la página es facilitar la labor, separar el grano de la paja y que la información resulte útil para todos, incluidos también los familiares de los enfermos.

Entre los consejos generales que dan los neurólogos para llevar bien el confinamiento, uno de los fundamentales es el de mantenerse activos. Hacer ejercicio físico, cada uno en la medida de sus posibilidades, y también actividades cognitivas: son buenos los crucigramas, las sopas de letras, la lectura y también muchos recursos que aparecen en internet. Lo importante es tener algo "más allá de estar sentado delante de la tele".

Otro aspecto importante es mantener los horarios y las rutinas. Levantarse a diario hacia la misma hora, comer también a horas estipuladas y hacer cada cosa a su tiempo.

Estos son algunos consejos que se dan, pero la página pretende ir construyéndose y mejorando con el tiempo, para convertirse en una herramienta de información y de consulta cada vez más completa que pueda dar servicio cuando la pandemia haya pasado.

Compartir el artículo

stats