Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oviedo pide al Estado que le deje destinar a la crisis 74 millones del remanente

El gobierno local tumba las enmiendas del PSOE y de Somos a su propuesta y anuncia un plan propio de rescate económico el próximo mes

Captura de Alfredo Canteli durante el Pleno, con las ventanas de varios concejales debajo.

Captura de Alfredo Canteli durante el Pleno, con las ventanas de varios concejales debajo. LNE

El Ayuntamiento de Oviedo exigirá al Gobierno de España que le permita utilizar los más de 74 millones de euros del remanente municipal para luchar contra la crisis económica y sanitaria; también reclamará al Principado que le haga llegar la parte correspondiente de los fondos extraordinarios destinados por el Ejecutivo

El texto del gobierno municipal se centra en reclamar la solidaridad de la Administración estatal y regional para afrontar las inversiones necesarias para acometer un rescate económico propio, que, según explicaron los ediles populares Mario Arias y Javier Cuesta, se aprobará en el mes de mayo. Al Estado se le pide un nuevo marco legislativo que permita dar uso al remanente municipal, de más de 70 millones de euros, así como otras medidas que levanten la mano a la hora de contratar y tirar del superávit. En lo que respecta al Principado, le reclaman una parte de los 300 millones aprobados por Madrid el 18 de marzo para repartir entre las regiones, al ser Oviedo "el centro de atención sanitaria" del Principado.

Consenso fallido. Todos los grupos llegaron al Pleno con la unidad en la teoría, pero con la política de bloques en la práctica. Vox criticó que la propuesta del ejecutivo no incluyera iniciativas municipales, pero, aun así, votó favorablemente tras un llamamiento a reducir los impuestos. Somos presentó trece enmiendas con exigencias como crear una mesa de reconstrucción o concretar en qué se iba a gastar el remanente que el gobierno rechazó. Con respecto al PSOE, hubo un intento de pacto. Wenceslao López tendió la mano y el edil Javier Cuesta lo agradeció, pero a la hora de concretar el entendimiento no hubo manera. "La enmienda es la que es y está bien hecha", se cerró López al plantear los populares una votación por separado de los puntos que los socialistas rechazaron tajantemente.

Cuentas municipales. El gobierno presentó una liquidación presupuestaria del ejercicio 2019 que arroja un superávit de 20.040.917,74 euros y un remanente de Tesorería de 74.254.943,84 euros. La deuda municipal se situó a 31 de diciembre de 2019 en 59,5 millones de euros, muy lejos del endeudamiento tope del 75% previsto en la ley, que se traduce en un tope de deuda de unos 157 millones de euros. En lo que respecta a la ejecución presupuestaria, esta alcanzó el 72% respecto a los gastos contemplados en el presupuesto inicial y un 82,8% de lo previsto tras aprobar el plan económico financiero.

Debate presupuestario. Aunque habitualmente este punto no suele dar lugar a debate, en la sesión de ayer se acordó dar un turno cinco minutos a cada grupo para valorar la liquidación presupuestaria de 2019. El gobierno destacó que durante los seis meses de su gestión la ejecución presupuestaria se multiplicó en un 2,5 respecto a los seis primeros meses del ejercicio gestionados por el tripartito. La socialista Ana Rivas reprochó a Javier Cuesta que presentara como positivos unos datos que, según indicó, eran criticados por el PP desde la oposición incluso siendo mejores que los actuales. Rosón, sin embargo, centró su discurso en criticar la reducción en el gasto social desde el cambio de gobierno e instó a reconducir esa situación. "Si quieren hay 40 millones que pueden utilizar en gasto social para un plan de choque", apuntó.

Planes para la cultura. Alfredo Canteli y el edil de Cultura, José Luis Costillas, aprovecharon la sesión para cerrar filas en torno a su compromiso con la cultura. Canteli negó que, como asegura Somos, anunciase recortes en el sector y puntualizó que sus palabras se referían a dedicar partidas "como las del Festival de Verano o la zarzuela" a habilitar fondos para combatir la crisis. "El Festival de Verano no se va hacer en otoño", indicó Canteli, mientras que el edil de Ciudadanos afirmó estar en conversaciones con representantes del sector para lanzar un plan concreto de ayuda a este. "Nos han hecho mejor el confinamiento y se lo devolveremos con creces", señaló Costillas.

Goteras del Calatrava. Ante las acusaciones de Somos de que el PP pretende utilizar el remanente municipal para "hacer obras en el pufo del Calatrava" a espaldas de sus socios de gobierno, los populares salieron al paso. Javier Cuesta dijo que a día de hoy solo ha habido una reunión con constructores para plantear la necesidad de realizar inversiones en obras para generar empleo, pero negó que se haya decidido actuar en el Calatrava. A este respecto, Canteli indicó que, si bien no se harían grandes obras, sí se acometerían trabajos de mantenimiento. "En el edificio hay goteras, humedades, y afectan hasta al cuadro eléctrico; hay que hacerlo, aunque es pronto", añadió el regidor.

Cocina Económica. La propuesta de Somos de retirar una subvención a la patronal hostelera OTEA de 70.000 euros para destinarla como ayuda a la Cocina Económica fue rechazada por el PP, cuyo edil Alfredo García Quintana tildó la iniciativa de demagogia "deplorable y miserable".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats