Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La protección y difusión de un patrimonio único

Oviedo planea un museo del Prerrománico semisoterrado en la parte baja del Naranco

Urbanismo también prevé sendas peatonales a Santa María y San Miguel de Lillo, desviar la carretera y ampliar el espacio de aparcamiento

El palacio de Santa María del Naranco, el pasado viernes.

El palacio de Santa María del Naranco, el pasado viernes. FERNANDO RODRÍGUEZ

Sendas peatonales de acceso a los monumentos, el estudio de un vial alternativo que aleje el tráfico rodado de Santa María y San Miguel de Lillo, la ampliación del parking, un análisis de la viabilidad de las edificaciones del entorno de las "joyas" arquitectónicas para afrontar su posible rehabilitación y un museo sobre el Prerrománico en las inmediaciones de los monumentos. Estos son los pilares principales sobre los que descansa el plan parcial para el Naranco en el que está empezando a trabajar el área de Urbanismo, con Nacho Cuesta (Cs) al frente.

Según avanzó el también teniente de Alcalde durante el Pleno celebrado el pasado martes por la Corporación, la intención es acompasar la redacción del plan parcial con la revisión en marcha del Plan General de Ordenación Urbana (PGO). Este trabajo está siendo desarrollado, entre otros urbanistas y expertos como Víctor García Oviedo, por Ramón Fernández Rañada, autor de un plan especial para el Naranco en los primeros años noventa del pasado siglo que nunca llegó a ejecutarse.

Aunque el proyecto no está definido, la intención de Urbanismo es que el nuevo museo del Prerrománico abra en las cercanías de los monumentos, que vaya semisoterrado, para no generar impacto visual en la zona, y que cuente con un diseño innovador e integrado en el entorno natural de la parte baja del Naranco. Hasta el momento, la información al visitante se ofrece en el centro de recepción habilitado en las antiguas escuelas del Naranco. La idea de Urbanismo es contar con una instalación más ambiciosa, lo mismo en cuestión de espacios que en la vertiente expositiva o divulgativa. Tanto el PP como Cs, socios de gobierno, se han comprometido a hacer de Oviedo "la capital del Prerrománico".

Urbanismo también está con vencido de la necesidad de estudiar un trazado alternativo a la actual carretera, para alejar el tráfico de Santa María y San Miguel de Lillo. Se trata de una de las principales recomendaciones para mejorar la protección de ambos monumentos que han venido poniendo de manifiesto los expertos desde hace décadas, sin que haya llegado a materializarse. A la espera de los ajustes que se pudieran hacer para actualizar la iniciativa, el trazado propuesto inicialmente por Rañada parte de la zona en la que se ubica la parada del autobús urbano de Las Delicias, en la avenida de los Monumentos, justo antes del colegio de las Teresianas y del desvío que lleva a Ules y al Centro Asturiano. La ruta seguiría por la parte de abajo de los restaurantes y por la aldea de Constante, donde se propone un pequeño túnel para no afectar a los caminos vecinales. Tras 1,4 kilómetros, la vía conectaría con la actual carretera a media subida. La calzada prevista es de seis metros de ancho, tres en cada sentido, y dispone de un carril-bici de subida.

Además de ampliar el aparcamiento como paso previo al incremento de visitantes que el gobierno municipal espera conseguir con su plan de promoción del Naranco, Urbanismo también va a realizar un catálogo de las edificaciones que actualmente hay en ese ámbito. El objetivo, según ponen de manifiesto fuentes del área dirigida por Nacho Cuesta, es "estudiar su viabilidad o posible rehabilitación". El inmueble más problemático de la zona es la antigua rectoral de Santa María, una construcción muy deteriorada, propiedad de la Iglesia, que el Arzobispado aspiró a reconvertir en una vivienda unifamiliar de 190 metros útiles, con cuatro baños, tres dormitorios y dos garajes, entre otros equipamientos. El inmueble se encuentra ubicado en la misma parcela que Santa María del Naranco, dentro del perímetro de protección de los monumentos. Se construyó por la necesidad de eliminar la casa del párroco y la cuadra que estaban adosadas al monumento. Los autores del Libro Blanco del Prerrománico respaldan la rehabilitación del edificio, pero siempre y cuando se destine a funciones relacionadas con las milenarias construcciones del Naranco.

Turismo

Según Cuesta, el plan que comienza ahora a perfilarse posibilitará que "ningún turista que venga a Oviedo se quede sin conocer nuestras joyas del Prerrománico".

"Desde esta concejalía se diseñará un plan asumible y realizable que permita que el Prerrománico sea visita obligada de los turistas que vengan a Oviedo, algo que por desgracia ahora no está pasando", añadió el edil de Urbanismo, para quien "el objetivo de este trabajo, ahora en estudio, es favorecer el acceso a pie a través de sendas, ampliar el aparcamiento, alejar el tráfico y hacer un estudio de viabilidad".

Nacho Cuesta también hace hincapié en que "como siempre hemos dicho, es necesario que el gobierno del Principado se acuerde de una vez por todas del Prerrománico de Oviedo y que apoye presupuestariamente la protección y promoción turística de estos monumentos tan relevantes".

Compartir el artículo

stats