Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

TOMÁS FERNÁNDEZ MUÑIZ | Alcalde de Ribera de Arriba

"EDP genera empleo en Ribera, pero si les masacramos es fácil que vayan a otro sitio"

"El nuevo convenio con la compañía es un 0,7% del presupuesto, se suma a los impuestos que pagan y garantiza tres años de buenas relaciones"

Tomás Fernández, sentado en un banco junto al Ayuntamiento. MIKI LÓPEZ

Tomás Fernández ganó con una amplia mayoría absoluta las elecciones municipales de Ribera de Arriba. El socialista sucedió en el cargo al que fuera regidor por el PSOE durante los 32 años anteriores, Ramón García Saiz. Casi un año después de tomar el bastón de mando acaba de firmar la renovación a la baja del convenio con EDP entre acusaciones de la oposición de haber cedido a las presiones de la empresa en detrimento de los intereses municipales.

- ¿Qué motivos llevaron al Ayuntamiento a renovar a la baja el convenio con EDP?

-La Ley no permite la vigencia indefinida de convenios administrativos y el antiguo vencía este año por imperativo legal. A partir de aquí había dos opciones: renovar o no renovar, y hay que renovar cuando alguien te tiende una mano sin ningún interés. En los tiempos que estamos, vergüenza tenía que dar a los políticos que ven a la empresa privada como un enemigo. Además, eso de "a la baja" habrá que verlo cuando se desarrolle el convenio firmado, ese será el momento de afirmar si fue a la baja o al alza y no ahora.

-¿Condiciona el nuevo convenio las cuentas municipales?

-Para nada. Lo que condiciona los presupuestos futuros es la tributación. Que haya empresas, que la economía se mueva, que haya trabajo, beneficio y que paguen sus impuestos. Los impuestos no se han rebajado para las empresas y de eso se nutre el Consistorio en buena parte. Pero la política de la tergiversación, del ruido y de la mentira es la que vale, da igual que las empresas produzcan más o menos, da igual que generen o no empleo, pero no da igual una discutible cláusula de un convenio que no llega al 0,7% del presupuesto. Es muy triste la oposición que tenemos en Ribera, cuando además seguro que alguno de sus votantes trabaja en esas empresas. Esa política que no conocía, me esta decepcionando mucho.

-¿Hay riesgo de perder el empleo que genera la térmica en el municipio a corto plazo?

-Espero que, como agentes sociales que son, ellos también colaboren en mantener la mano de obra y creo que a corto plazo así será, pero no dudes que, si les masacramos, como cualquiera que no está a gusto en un sitio, es más fácil que se vayan, y seguro que no le faltan candidaturas para instalarse en otro sitio. Pero yo, como Alcalde de Ribera, intentaré que paguen, pero que estén contentos aquí.

-En qué beneficia el acuerdo a Ribera de Arriba?

-Es una colaboración voluntaria al margen de la tributación preceptiva para tres años cuando solo teníamos un año de vida del antiguo Además, asegura una relación cordial con el agente social más importante para nuestro presupuesto: la industria.

-La oposición le acusa de falta de transparencia.

-Falta de transparencia es no decir la verdad en algo. Yo no engañé a nadie. Pero el Alcalde de Ribera de Arriba soy yo porque así lo han querido la mayoría de los vecinos y le aseguro que en mi municipio la oposición no va a decirme lo que tengo que hacer. En política hay que ser serio y para denuncias están los tribunales, no los panfletos anónimos.

-¿Están tomando medidas para recuperar la normalidad?

-Sí, a través de medios materiales como mamparas y material clínico y de farmacia e implantando el teletrabajo que por cierto creo que está forma de trabajar va a crear un antes y un después... creo que el covid nos va a cambiar muchos hábitos y algunos han venido para quedarse.

- ¿Cómo está afectando el coronavirus al funcionamiento del Ayuntamiento?

-Pues afecta como a todo el mundo. Intentamos prestar los mismos servicios porque estamos obligados por ley y potenciamos sobre todo el tema social. Mayores y personas vulnerables son mi objetivo. Todo el mundo tiene que tener derecho a unos mínimos porque, bien repartido, hay para todos y para todo, se lo aseguro.

-¿Cuáles son sus objetivos más inmediatos como Alcalde?

-Ser honesto con todos los riberanos y riberanas. Ser un territorio con bienestar para todos los que aquí vivan, pero también inversor atrayendo empresa industria puestos de trabajo y crecimiento. Un municipio sostenible, digitalizado y apostando por la cultura local y la participación ciudadana. Pero todo ello entre naturaleza, agricultura y ganadería. Un municipio turístico y orgulloso de la ruralidad.

Compartir el artículo

stats