28 de junio de 2020
28.06.2020
La Nueva España

Las Escuelas Blancas de San Lázaro, ejemplo de formación

La AMPA del centro consigue con su Escuela de Padres un premio de ámbito nacional sobre prevención de adicciones

28.06.2020 | 01:00
Uno de los talleres organizados por la AMPA.

El trabajo de la Escuela de Familias desarrollado por la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) de las Escuelas Blancas de San Lázaro ha sido reconocido con un premio de ámbito nacional. La Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa) le ha concedido el tercer premio del concurso de experiencias sobre prevención de adicciones.

La asociación del colegio ovetense tiene en marcha la Escuela de Padres desde 2018, año en el que empezó a apoyar a familias en muy distintos ámbitos, con la idea de complementar la labor académica del centro con otras enseñanzas prácticas relacionadas con la educación.

La escuela oferta cada mes un taller con contenidos de interés para las familias, para ayudar a mejorar las habilidades educativas y de cuidados. Para facilitar que las familias puedan acudir, durante las sesiones formativas se contrata un servicio de cuidado de menores que permita acudir con los hijos. Y las actividades en las que participan los niños durante el tiempo que dura la formación son, asimismo, coherentes con las de sus familias.

Por ejemplo, como explica la propia asociación en el proyecto, si las familias están participando en un taller sobre nutrición, durante los cuidados de los hijos, estos trabajarán, siempre a su nivel y de forma lúdica, aspectos relacionados con la nutrición.

La secretaria de la AMPA, Carmen Curto, se mostró muy contenta con el tercer premio a una iniciativa que las familias están recibiendo cada vez mejor. "La Escuela de Padres está muy bien; se hacen muchas cosas con pocos recursos, en buena medida gracias al apoyo del Ayuntamiento de Oviedo, del Principado y de Ayuda en Acción".

La secretaria del colectivo subrayó la importancia, aprendida a lo largo de los dos años en los que han ido desarrollando las actividades, de "contar con gente con experiencia y que tenga algo que enseñar; nos miramos mucho a quién traemos a la escuela".

Esto es, a su juicio, fundamental: que los encuentros con las familias sean rigurosos y tengan calidad, de tal manera que el esfuerzo que estas hagan por acudir no sea en vano. Entre otras actividades, se han impartido talleres de educación en igualdad, sobre sexualidad, mindfulness, primeros auxilios, seguridad en internet, empleo, normas o estilos educativos, vida saludable o disciplina.

La AMPA organizó también un taller de iniciación al yoga, una biciescuela, un taller de nutrición y un acto solidario de apoyo de apoyo a asociaciones del entorno del colegio.

La asociación procura que las familias evalúen los talleres y aporten sus propuestas para que los siguientes sean también atractivos.

Como consecuencia de estas iniciativas, las familias están más formadas, tienen más relación entre ellas y además se comprometen más con la AMPA. Todo hace de la Escuela de Padres una buena herramienta para completar la educación en todos los ámbitos. El próximo curso, seguirá en marcha.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook