29 de junio de 2020
29.06.2020
La Nueva España

Oviedo moderniza los parkings de rotación para impulsar su uso

El Consistorio instala un sistema de detección de matrícula con el que quiere facilitar la venta o el alquiler de más de 2.000 plazas

29.06.2020 | 00:57
Un turismo sale del parking de rotación de la plaza de Castilla.

El Ayuntamiento de Oviedo quiere aprovechar los aparcamientos creados en su día por la desaparecida Cinturón Verde para impulsar la movilidad en la ciudad. El equipo de gobierno ha encargado a la empresa Aluvisa una modernización de los sistemas de acceso para las más de 4.000 plazas que gestiona el Consistorio, con el objetivo de hacerlas más atractivas para la venta o el alquiler de los más de 2.000 aparcamientos vacíos.

El nuevo sistema consiste en la puesta en marcha de un sistema de detección de matrículas y sistemas más ágiles que permitan una lectura de las tarjetas de los propietarios. El propio alcalde de Oviedo, el popular Alfredo Canteli, está enviando cartas a los más de 6.000 usuarios habituales de los aparcamientos con las nuevas tarjetas y las instrucciones para su uso.

Los aparcamientos afectados se ubican en Alfonso Camín, Vallobín, Económicos, los depósitos del Fresno, la plaza de Castilla, la calle Turina, el Parque de Invierno y dos de Ciudad Naranco. De momento, Aluvisa ha enviado ya 700 tarjetas nuevas a los usuarios y espera completar el reparto de las 5.300 tarjetas restantes antes de mediados de julio.

Actualmente, el Ayuntamiento cobra unos 45 euros mensuales a los usuarios de las plazas de alquiler y en los últimos años ha intentado, sin mucho éxito, vender más de 2.000 plazas a un precio de 12.000 euros. Con la modernización de los accesos, el concejal de Seguridad Ciudadana, José Ramón Prado, ve una oportunidad para dar un mayor uso a estas instalaciones y favorecer el acceso en vehículo al casco urbano. "Las plazas en rotación en los aparcamientos de Cinturón Verde son un importante recurso para mejorar la movilidad en nuestra ciudad", sostiene Prado, consciente de la necesidad de actuaciones de este tipo para ayudar al comercio local, duramente golpeado por la crisis derivada del coronavirus.

Desde el equipo de gobierno destacan que los parkings fueron construidos hace más de veinte años y debido a su deterioro los equipos precisan ser renovados. "Había protestas porque las máquinas funcionaban mal o muy lentas", explican fuentes de Seguridad Ciudadana para justificar una renovación que permitirá ofrecer un servicio más acorde a los tiempos actuales.

La red de aparcamientos municipales de rotación lleva ya varios años dando quebraderos de cabeza al Ayuntamiento. El pasado mandato el tripartito planteó la posibilidad de contratar a una empresa para tratar de dar salida a más de 3.000 plazas que, aseguran, habían quedado sin vender, y antes de las últimas elecciones municipales Somos planteó la posibilidad de reducir en diez euros el precio de alquiler para fomentar un uso mayor de estos aparcamientos desaprovechados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook