Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

JORGE FERNÁNDEZ-MIER | DIRECTOR GENERAL DE URBANISMO DE OVIEDO

"En la Vega hay que afinar, ahí se va a definir el nuevo centro"

"Lo pasé mal con las críticas a mi nombramiento, no vengo aquí a polemizar ni a hacer política, vengo a trabajar"

"En la Vega hay que afinar, ahí se va a definir el nuevo centro"

"En la Vega hay que afinar, ahí se va a definir el nuevo centro" Miki López

Jorge Fernández-Mier (Oviedo, 1988) lleva diez años dedicado al Derecho Público, con una trayectoria de casi diez años en la firma Garrigues como asociado senior. Desde hace poco más de una semana es el nuevo Director General de Urbanismo, un puesto en el que llega a reforzar el trabajo del concejal

- Su incorporación al equipo de Cuesta en Urbanismo se produce ahora, pero su nombre ya sonaba antes. ¿Cómo dio este paso?

-En realidad nunca lo tuve claro, y en realidad valoré si presentarme o no a la convocatoria de directores generales hasta el último día. A mí siempre me gustó la cara pública de la gestión y creo que había un consenso, no solo de ahora, de recuperar la figura de los directores generales. Y creo que dentro de esa naturaleza técnica y de confianza política, el mejor era yo, aunque nunca lo di por hecho.

- Le echan en cara que no es funcionario.

-Es una polémica absurda. En todas las administraciones hay directores generales que son funcionarios y que no lo son. Además, la posibilidad de directores generales no funcionarios está prevista en el reglamento órganico del Ayuntamiento de Oviedo desde el 2015. Por otra parte, a este concurso se presentaron otras dos personas, y ninguna era funcionaria.

- La oposición le ha recibido "calurosamente", acusando su nombramiento de "dedazo".

-No voy a negar que lo pasé mal y que un par de noches dormí mal. Vengo de trabajar, de pelearme entre papeles, y estas polémicas no me agradan. Hablé con Nacho Cuesta y me dijo que esto es política y que es así. Habrá que acostumbrar el cuerpo. Yo trataré de evitar polémicas, porque no vengo aquí para polemizar con nadie ni para hacer política, vengo a trabajar y hacer cosas por la ciudad.

- Terrazas, Gascona... ¿Qué opina sobre la difícil conciliación del descanso vecinal y la actividad hostelera?

-Conciliar. Hay que respetar el legítimo descanso vecinal pero también la libertad de empresa y que los hosteleros puedan desarrollar su actividad. El Ayuntamiento tiene que tender puentes entre vecinos y hosteleros y evitar la mentalidad de unos contra otros. Gracias a la hostelería el casco viejo no está degradado como estuvo en otras épocas y que la gente acuda a visitarlo porque no es solo un monocultivo, sino barrio vivido.

- Hay una parte del Antiguo no degradada, pero otra sí. ¿Qué planes tienen?

-Hay que favorecer es revitalizar esa zona. Que no sean todo bares de copas, dar entrada a otras iniciativas, actividades culturales, por ejemplo. El Ayuntamiento va a crear un plan para el Antiguo y nuestro modelo, siempre lo dice Nacho (Cuesta) es Vitoria, donde se complementa la hostelería con otras actividades más culturales y diurnas. No se trata de prohibir, sino de favorecer.

- Una pieza importante en ese plan es la Fábrica de Gas. ¿Qué quieren hacer ahí?

-Hay un plan aprobado. Es como una Vega en pequeñito y es un espacio de oportunidad cultural, pero hay que culminar la adquisición que se anunció por parte de la anterior corporación pero que no está finalizado.

- En general, recién aterrizado, ¿Cómo ve Oviedo?

-Hay visos de recuperación. Ciertos suelos urbanizables en los que los promotores muestran interés, cierto movimiento. Aquí, en el despacho, tengo mucho trabajo. Nacho es exigente y estoy casi comiendo un pincho todos los días. Con los funcionarios muy bien. Los pocos que son, porque desgraciadamente somos muy poco personal, son muy buenos y trabajan mucho.

- ¿Qué tiene lo primero en la agenda?

-Por un lado ese trabajo de reestructuración de puestos, funciones y procedimientos. Y por otro, el documento de prioridades del Plan General, que se presentó hace más de un año. Ahí hay algunas cuestiones por matizar, porque en algunos casos se planteaba desclasificar desarrollos por los que ahora los promotores muestran interés.

- ¿Cambia el modelo de ciudad que se repliega?

-Hay desclasificaciones que se plantean por la oportunidad. Estudiaremos en detalle cada caso y si hay interés no podemos ser un obstáculo. Es decir: Desclasificar suelo, sí. Desclasificarlo con carácter general, no.

- Peatonalizaciones.

-Hay que ganar espacio a los coches en el centro-centro y hay que hacerlo afectando lo menos el tráfico. Salvo zonas como el Oeste, donde nos hace falta una Ronda Norte, la situación del tráfico no es mala, y nosotros no podemos contribuir a que lo sea. Por eso hay que meditar cada peatonalización.

- La Vega.

-Hay que definir bien el proyecto. Como dicen Nacho y el Alcalde, el Ayuntamiento no puede asumir en exclusiva eso y habrá que dar entrada en la gestión a otras administraciones y asociaciones empresariales. Es un gran espacio que da para muchas administraciones y entidades. Tenemos que afinar bien y no confundirnos, porque el desarrollo de la Fábrica de Armas va a definir el nuevo centro y el futuro de Oviedo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats