Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Juan espera a sus ángeles

La basílica lucirá sus dos nuevas figuras de piedra y la cúpula rehabilitada a partir de la próxima semana

La basílica de San Juan el Real, ayer, andamiada.

La basílica de San Juan el Real, ayer, andamiada.

San Juan El Real espera ya con ansia la conclusión de sus obras de rehabilitación más urgentes. Los responsables de los trabajos prevén colocar la próxima semana los dos nuevos ángeles de piedra construidos con un molde creado a su vez en base a las esculturas originales, así como la remozada cúpula del templo. Ambas actuaciones suponen poner la guinda a un paquete de medidas que incluyeron la rehabilitación del cimborrio y una inversión de 600.000 euros.

El pasado 13 de julio comenzaron los trabajos para la recolocación del cimborrio. Una gran grúa se encargó de poner en su sitio el recuperado cimborrio y sus elementos decorativos. Fue solo el pistoletazo de salida para una actuación que ahora debe ser rematada con la colocación de la cúpula y un par de ángeles cuya maduración marca a partir de ahora los plazos. "Tienen que secarse y debemos comprobar si tienen o no grietas", explicó la restauradora Natalia Díaz-Ordóñez en relación a los trabajos acometidos por una empresa con sede en Ciaño (Langreo).

Desde la parroquia ya esperan como agua de mayo la conclusión de una primera fase cuyos costes en andamiaje se han disparado más de lo esperado. "Son alquilados y cuanto más nos retrasemos más engorda la factura", indica el párroco, Javier Suárez, quien prevé un remate muy vistoso de los trabajos. "Será una operación muy espectacular porque es un elemento que pesa muchísimo y que corona el edificio", explicó ayer el religioso.

Sin embargo, los arreglos realizados hasta la fecha son poco más que un parche. El templo, construido entre 1912 y 1915 bajo la dirección del arquitecto Luis Bellido, se encuentra en un avanzado estado de deterioro y la Iglesia estima que precisará de arreglos por alrededor de cinco millones de euros. La intención del párroco es la de desarrollar un plan director similar, salvando las distancias al de la Catedral de Oviedo, si bien advierte que la actual crisis económica podría frenar esa pretensión ante la necesidad de "priorizar" otros gastos como las ayudas caritativas. De todos modos, la campaña de la parroquia para financiar los arreglos ha reunido ya más de 300.000 euros.

Compartir el artículo

stats