Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ribera de Arriba destina dos millones a actuaciones para prevenir inundaciones

La construcción de pozos de tormentas en Soto de Rey y Vegalencia, junto a una escollera de protección en Palomar, las obras principales

Una inundación en la vega de Bueño. LUISMA MURIAS

La Corporación de Ribera de Arriba celebra mañana un Pleno en el que se aprobará un crédito extraordinario de dos millones de euros para la ejecución de diversas obras de infraestructuras en el concejo, la mayoría de ellas para prevenir las inundaciones fluviales que sufre de manera recurrente. Según detalla el alcalde del municipio, Tomás Fernández (PSOE), la obra más relevante, al menos por un montante económico que ronda el millón de euros, es la construcción de pozos de tormentas para la protección de la zona de Soto de Rey y Vegalencia, incluyendo la zona industrial. Todo ello se completará con un aumento de la cota para evitar la entrada de agua en el polígono.

La modificación presupuestaria que autorizará el Pleno, convocado para las 11.00 horas, también sufragará la construcción de una escollera entre las localidades de Palomar y Bueño. El presupuesto de la actuación asciende a medio millón de euros. Según Tomás Fernández, se trata de unos trabajos que resultan muy necesarios por motivos de seguridad. "Aquello amenaza con venirse abajo y ya tenemos un carril cortado en la carretera que une Palomar con Bueño", sostiene el regidor de Ribera de Arriba.

Un aliviadero en Ferreros para impedir que la localidad sufra inundaciones, así como la instalación de nuevas luminarias dotadas de tecnología de última generación completan el paquete de actuaciones.

Mientras prepara todas estas actuaciones, Tomás Fernández busca un acuerdo con la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) para dar con una solución al problema de las inundaciones en Bueño. La alternativa preferida por el regidor pasa por actuar en la actual escollera. Sin embargo, la Confederación rechaza su propuesta sobre la base de que incumpliría la normativa europea en la materia. El Alcalde rechaza el plan para aprovechar la construcción de una variante a la actual carretera para que haga las veces de barrera contra las avenidas de agua sobre la localidad en caso de que se desborde el río.

"Estamos hablando el tema y a la espera de que nos informen de qué se puede hacer para acabar con las inundaciones en Bueño", sostiene el Alcalde, empeñado en que esa solución esté definida y hasta en marcha antes de que concluya el mandato. Fernández reconoce que la disposición a llegar a un acuerdo con la Confederación es clara por ambas partes y confía en una solución asequible y "definitiva".

Compartir el artículo

stats