Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PP acusa a PSOE y Somos de debilitar el 25N con sus críticas

Leticia González: “Quienes no quieren llegar al consenso impiden que visibilizar la violencia contra las mujeres sea cosa de todos”

Hacer visible la violencia contra las mujeres como un problema de toda la sociedad, tal y como pretende el día dedicado a denunciar esta lacra, el 25N, no será del todo posible en el Ayuntamiento de Oviedo, denuncia el PP, por las críticas de PSOE y Somos que han declinado sumarse a una declaración institucional conjunta. Así lo manifestaron ayer las responsables del área de Políticas Sociales, Concepción Méndez y Leticia González.

Las ediles mostraron “su sorpresa” después de que, afirman, durante el mes que han tenido para sumar aportaciones al manifiesto de cara al Día Internacional Contra la Violencia a las Mujeres los dos grupos “no tuvieron ninguna discrepancia hasta el día de la presentación de la campaña”. La edil delegada del área ha querido ir más allá, y ha criticado que “tanto Marisa Ponga como Ana Taboada continúan utilizando este asunto con fines estrictamente políticos, es lo único que las mueve, poder desgastar a este gobierno con críticas banales y que para nada tratan de sumar”.

Desde el área aseguran que hace un mes se puso en conocimiento de los grupos municipales el manifiesto elaborado por el equipo de Gobierno, a fin de que pudiera convertirse en una declaración institucional. “Un mes de trabajo, con varias reuniones, y que desgraciadamente no ha podido culminar en esa declaración, como era nuestro deseo”, destacó la edil delegada de Políticas Sociales, que quiso recordar que la última de esas reuniones se produjo “el pasado jueves”, y que finalizó con la intención de estudiar la incorporación de aquellas aportaciones realizadas por los grupos. Ante esto, González ha destacado que “no cabe más que lamentar que, una vez más, tanto el Partido Socialista como Somos hayan banalizado las críticas reduciéndolas al color de los carteles de la campaña o a que no les gusta una de las actividades planteadas, dando a entender que cualquier excusa es buena para no apoyarla, y haciendo gala del sectarismo que les caracteriza”.

La edil delegada de Políticas Sociales ha finalizado asegurando que seguirán buscando “el consenso para que todos los grupos municipales puedan sumarse para que sea cosa de todos dar visibilidad a este grave problema que afecta a la sociedad, como es la violencia contra las mujeres, algo que a día de hoy no puede producirse, sencillamente porque hay quienes no quieren llegar a ese consenso”.

Las críticas del PSOE y de Somos se centraron en la inclusión, dentro de un vídeo institucional que presentaba la campaña, de un taller de autodefensa para mujeres, lo que en su opinión suponer “revictimizar” a la mujer y poner el foco no en el agresor ni en los problemas estructurales de la sociedad que permite esta violencia, sino en las agredidas.

La excepción de Somos

Críticas al margen, en el caso de Somos las críticas al programa municipal del 25N contrastaron con la aparición de su portavoz, Ana Taboada, dentro del vídeo municipal dedicado a la jornada contra la violencia a las mujeres. La líder de la formación vinculada a Podemos en la capital se sumó a las críticas del PSOE, pero previamente había aceptado su inclusión en un vídeo en el que, sin embargo, la concejala socialista responsable de este área, Marisa Ponga, declinó participar. Ponga, según fuentes conocedoras del caso, no quiso incorporarse a la grabación hasta conocer el contenido íntegro de la campaña, que finalmente provocó la ruptura del consenso entre el gobierno y los grupos de izquierda de la oposición.

Compartir el artículo

stats