DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fallece María Alzira Rolland, pionera de la radio hecha por mujeres en Asturias

La periodista, que rompió moldes en la Cabalgata de 1987, batalló durante el franquismo para que le reconocieran la categoría profesional

Arriba, María Alzira Rolland, el día de su despedida de RNE, con Diego Carcedo.

Arriba, María Alzira Rolland, el día de su despedida de RNE, con Diego Carcedo.

Asturias perdió ayer a una de sus voces más queridas y carismáticas. María Alzira Rolland, pionera de la radio hecha por mujeres en Asturias, falleció ayer en Oviedo a los 87 años de edad, dejando como legado una vida en la que rompió barreras en las ondas y en la sociedad

Nacida en Viséu (Portugal) el 25 de agosto de 1933, María Alzira Rolland era hija de un alto cargo de la Renfe. Durante sus primeros años residió a caballo entre Madrid y Vigo, donde veló sus primeras armas profesionales, enrolada en Radio Vigo. Después pasaría por Radio Madrid y por Radio España, donde coincidió, siendo aún muy joven, con figuras como Daniel Vindel y Bobby Deglané.

En aquellos años, María Alzira Rolland también probó en otros ámbitos, como el libro hablado o el doblaje, aunque su vocación la llevó definitivamente al mundo de la radio. En torno a 1963, sacó por oposición una plaza en Radio Nacional de España, con destino en la delegación de Asturias, que empezó a emitir poco después.

“La emisora de Asturias se inauguró el 28 de enero de 1964, aunque estábamos en pruebas desde el verano del 63. Y María Alzira fue una de las pioneras, estuvo desde el principio, con otros como yo mismo, Manolo García o Carlos Rodríguez”, recuerda Primitivo Luengo.

Fallece María Alzira Rolland, pionera de la radio hecha por mujeres en Asturias

De aquel tiempo, Luengo destaca el entusiasmo de los locutores por “hacer una radio distinta, muy elaborada”, en la que brillaba la joven María Alzira Rolland. “Era una locutora clásica, de vieja escuela, con muy buena voz y que leía muy bien. Era persistente, muy machacona con sus ideas y con mucho amor propio. Era una gran profesional, muy muy buena”, sostiene Luengo, que destaca la profunda amistad que María Alzira Rolland trabó con otra voz emblemática de la radio asturiana, como era Menchu Álvarez del Valle.

La solidez profesional de María Alzira Rolland propició que completase etapas con rapidez dentro de la cadena. Al llegar a Asturias tenía el rango de locutora de segunda categoría, pasando al poco a ser locutora de primera. Pero entonces, Rolland se encontró con un techo de cristal contra el que chocaban las profesionales de la época, ya que no le reconocían el puesto de locutora-comentarista. Tal y como recuerda su familia, a principios de la década de 1970 María Alzira Rolland logró que le reconocieran el título de locutora-comentarista, que había reclamado por vía judicial, lo que a su vez abrió la puerta a que otras muchas profesionales del país alcanzasen esa categoría profesional.

“Era una mujer muy luchadora, con mucha personalidad. Generosa y fuerte, pero buena. Su sonrisa y su voz maravillosa son una luz que todavía nos sigue alumbrando”, declaraba ayer su hijo, el periodista y escritor Manolo D. Abad.

Fallece María Alzira Rolland, pionera de la radio hecha por mujeres en Asturias

Baltasar del 87

En 1987, María Alzira Rolland protagonizó, junto a otras dos locutoras carismáticas como eran Menchu Álvarez del Valle y Ana Sofía Noriega, un hito en la ciudad, ideado por el entonces alcalde Antonio Masip: ejercieron como ayudantes de los Reyes Magos en la Cabalgata, con Álvarez del Valle como Melchor, Noriega como Gaspar y Rolland como Baltasar.

En 2013, María Alzira Rolland fue galardonada por la Asociación de Telespectadores y Radioyentes de Asturias (ATR), un galardón con el que los oyentes que durante décadas la siguieron en las ondas reconocían su brillante trayectoria profesional.

Compartir el artículo

stats